Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

INDEC.Ni asado ni ensalada: fuerte suba en los precios de los alimentos

Según el último informe de índice de precios al consumidor del INDEC, enero marcó un alto aumento en los precios, un 3,9% de nivel general, el mayor desde abril del año pasado. De esta forma la inflación anual acumulada llegó al 50,7%.

17 de febrero

El rubro que más aumentó fue telecomunicaciones en un 7,5%, por aumentos en internet y telefonía. Un sector mayormente concentrado con altas tarifas y servicios de mala calidad, que además se volvió esencial durante la pandemia para estudiantes y trabajadores, sin embargo el gobierno autorizó los aumentos.

Telecom/Clarín; Claro, Movistar/Telefónica y Telecentro son los pesos pesados que se benefician con los tarifazos. Bajo el macrismo las empresas de comunicación aumentaron sus tarifas 326,3 % mientras la inflación promedio fue de 231,4 %, según estima CEPA.

Los otros rubros por encima del nivel general de precios fueron Restaurantes y hoteles en un 5,7%, alimentos y bebidas no alcohólicas 4,9%. Este último fue el de mayor incidencia en todas las regiones del país, impulsado por fuertes aumentos en verduras, tubérculos y legumbres donde por ejemplo el tomate subió un 82,2% y la lechuga un 51,1%. El aumento en alimentos castiga a los que menos tienen, en un país donde la pobreza supera al 40% de la población.

El sector de alimentos también está mayormente concentrado. En la producción láctea por ejemplo, 3 empresas acaparan el 75% de la producción (La Serenísima, Sancor, Danone). Lo mismo sucede en bebidas no alcohólicas donde la misma cantidad de firmas controla el 85 % de las ventas totales(Coca-Cola, Villa del Sur y Pepsico). Mientras muchos no tienen para comer y la pobreza infantil alcanza a más de 6 millones de niños, apenas un puñado de empresas decide qué producir y a qué precios, obteniendo fabulosas ganancias.

La salud fue otro sector que tuvo un alto incremento de precios, un 4,1% impulsado mayormente por aumento en las prepagas. Por último, Recreación y cultura marcó una suba de 4,2%.

El año arrancó con fuertes subas de precios a lo que se le debe sumar el 9% de aumento en combustible de febrero que podría repetir o incluso incrementar el índice para este mes. El gobierno había estimado en su proyecto de presupuesto 2022 una inflación del 33% adecuando los gastos a ese nivel de precios. Sin embargo el Ministro de Trabajo, Claudio Moroni, ya reconoció un 40% de inflación queriendo imponer como techo a las paritarias. Este número sigue estando aún muy por detrás de lo que estima el sector privado y el propio Banco Central, un 54,8% de inflación (Relevamiento de Expectativas de Mercado).

El dato del IPC también era esperado por el Banco Central para ajustar la tasa de referencia. El organismo viene de aumentar del 38% al 40% la tasa de interés a principios de enero, ante el pedido del FMI que las tasas superen a la inflación. Estas “tasas reales positivas” pueden desacelerar la actividad económica ya que encarecen el crédito productivo y para el consumo. Además, es un incentivo para impulsar otro festival de la “bicicleta financiera”, como el que disfrutaron los fondos especulativos durante el macrismo aunque para ello tendrían que flexibilizar los controles cambiarios.

La inflación es un fenómeno que responde a un conjunto de causas que se retroalimentan, entre las que se puede mencionar las devaluaciones del peso, los monopolios formadores de precios y la dolarización de tarifas de la energía y del combustible entre otros. En ese contexto complejo los empresarios aprovechan para remarcar los precios y aumentar sus ganancias a costa de las grandes mayorías.

Es fundamental recomponer los ingresos de la población mediante un aumento de salarios y jubilaciones que recupere todo lo perdido con el gobierno de Macri y que de piso igualen a la inflación. Que los recursos no vayan al pago de la estafa de la deuda sino a las necesidades de las grandes mayorías.

Ante el chantaje de las patronales monopolísticas y las decisiones impotentes del Frente de Todos, hay que tomar un camino para que el encarecimiento de la vida no siga golpeando a los sectores más vulnerables. Para controlar los precios de forma efectiva es necesaria la creación de comités de trabajadores y consumidores y la exigencia de apertura de los libros de contabilidad de todas las empresas que amenazan con desabastecer o dejar de invertir.

Si los empresarios no paran de remarcar y amenazan con desabastecer especulando con el hambre de las mayorías, se volverá necesario además de los comités de control, la expropiación y nacionalización de las alimenticias. Una forma de terminar con la barbarie que proponen los grandes empresarios, en un país productor de alimentos, acceder a alimentos de calidad cada vez se vuelve más un lujo.
LID Por Julio Pérez / Estudiante de Economía- UBA

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar