Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

Pagar la deuda empuja a millones a la pobreza

En todo el país hay 17 millones de pobres, pero la aceleración de la inflación empeorará la pobreza. Desde la dictadura hasta la actualidad, bajo el régimen del endeudamiento eterno, la pobreza no paró de aumentar. A pesar de los choques dentro del Gobierno, hay acuerdo en pagar la deuda al FMI. ¿Por qué el único camino que se discute es honrar una deuda que solo nos llevó a la ruina?

4 de abril

Miles de familias acamparon tres días en la avenida Nueve de julio, junto a diferentes organizaciones sociales para denunciar el hambre y el ajuste en programas sociales, como el Plan Potenciar Trabajo, que es un salario por $ 16.500. En simultáneo, el Indec reveló esta semana los datos de pobreza, números que permiten comprender el reclamo de las familias. La pobreza alcanzó el 37,3 % en el segundo semestre del 2021. Si bien es un porcentaje menor con respecto al mismo período del 2020, año en el que más impactó la pandemia, hay 17 millones de pobres y 3,8 millones de indigentes en todo el país. La pobreza y la indigencia aún están por encima de los niveles de 2016 y de 2019.

La baja de la pobreza es transitoria, la aceleración de la inflación de los últimos meses, y en especial del aumento de los alimentos, volverá a sumergir a millones en la pobreza. Según un análisis del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), "durante el primer semestre de 2021, el promedio de inflación mensual de alimentos ascendió al 4 %, mientras que en el segundo semestre fue del 2,9 %", esto explica el descenso de los niveles de pobreza en ese período. Pero en enero de este año, ese mismo indicador aumentó a casi 5 % y en febrero fue de 7,5 %. Se calcula que la inflación de marzo rondará el 6 %, por eso el secretario de Comercio Interior Roberto Feletti se atajó, “Milagros no hago”, afirmó.

Además, de la inflación, el FMI condicionará por los próximos años las políticas del Gobierno para que las metas cierren, muchas de esas medidas como los tarifazos echan más nafta al fuego. El portavoz del Fondo, Gerry Rice, advirtió que "los riesgos excepcionalmente altos existen”, pero consideró que el programa “junto con políticas fidedignas; y, una vez que se implemente, contribuirá a alcanzar los objetivos fijados". Nada bueno se puede esperar, de la mano del FMI solo aumentará la pobreza como ya sucedió bajo otros acuerdos.

Decadencia sin fin
Desde la dictadura a la actualidad la decadencia que imponen la clase capitalista y sus partidos políticos se manifiesta en la suba de la pobreza y el empeoramiento de las condiciones de vida de las mayorías populares.

Según datos de Orlando Ferreres, la pobreza en 1970 era del 4,6 % y llegó a un piso estructural del 25 % que aumenta en momentos de crisis como con la hiperinflación, o en 2002 con la devaluación de Eduardo Duhalde alcanzó el 55 %. La pobreza disminuyó con el crecimiento económico desde 2003. A pesas del crecimiento a tasas chinas, el kirchnerismo dejó a un tercio de la población por debajo de la línea de pobreza. Con la vuelta del FMI a la Argentina de la mano del macrismo y después por el efecto de la pandemia la pobreza trepó por encima del 40 %. En la actualidad supera el 37 %, pero las cifras son más críticas en los partidos del Gran Buenos Aires, donde el nivel de pobreza alcanzó el 42,3 %. Y el dato que más duele: entre las niñas y niños menores a 14 años la pobreza afecta al 51,4 %.

Con el Fondo en Argentina la pobreza y la desocupación aumentaron. La economista Noemí Brenta detalla en “Argentina y el FMI: efectos económicos de los programas de ajuste de larga duración” que en la etapa de permanencia prolongada bajo acuerdos con el FMI, 1982-2001, los indicadores de pobreza, indigencia y desempleo empeoraron. La especialista muestra que en 1991 la pobreza era de 21,5 %, la indigencia del 3 %, y el desempleo del 5,3 %, mientras que en 2001 saltaron a 35,4 %, 12,2 %, y 19 %, respectivamente.

El Estado creó varias políticas asistenciales que administran la pobreza, es una muestra que el capitalismo no puede dar una salida de fondo a la pobreza ni la desocupación. Así Duhalde generalizó los planes Jefas y Jefes de Hogar Desocupados, y el macrismo también hizo uso de estas políticas para contener el malestar social mientras ajustaba. En la actualidad hay varios programas, entre ellos el programa Potenciar Trabajo, por un monto que es solo la mitad de un Salario Mínimo, Vital y Móvil. Tienen que sobrevivir con $ 550 por día y como denuncian las organizaciones sociales perdieron un 51 % de sus ingresos reales en 5 años.

En el año de la negociación con el FMI el Gobierno de Alberto Fernández ajustó las prestaciones sociales. Según la Oficina de Presupuesto del Congreso, las prestaciones sociales cayeron un 9,9 % en 2021 en relación al 2020 en términos reales.

La decadencia también se manifiesta en el deterioro del empleo con plenos derechos y la caída del salario real. Un informe elaborado por Claudio Lozano reconoce que “el empleo generado durante la recuperación de 2021 fue de menor calidad”. Hay una mayor incidencia del “cuentapropismo en el total de ocupados: 23 % (cuando al 2019 era del 22 % y hace 5 años, en 2017, llegaba al 21 %)”, agrega. Un informe de La Izquierda Diario reveló que en el segundo trimestre del 2021 la precarización extrema afecta al 44 %, y para las mujeres y la juventud la situación es peor. Por su parte, el poder adquisitivo de los salarios aún está por detrás de los niveles del 2015, y se calcula que retrocedió 40 % en las últimas cuatro décadas.

Ante esta situación alarmante, es necesario poner en discusión la reducción de la jornada laboral y el reparto de las horas de trabajo para que podamos trabajar menos, y trabajar todas y todos con un salario que permita llegar a fin de mes.

No más recursos para la deuda
Dentro del Frente de Todos hay unidad en pagar la deuda a pesar de los cortocircuitos internos. Esta semana senadores kirchneristas con el aval de Cristina Fernández presentaron un proyecto que propone pagarle la deuda al FMI con la recaudación de un impuesto especial que alcanzará a las personas que tengan bienes en el exterior "que fueron fugados y no están declarados ante el fisco", un nuevo blanqueo para los fugadores.

El proyecto propone crear con esa recaudación un "Fondo Nacional para la cancelación de la deuda con el FMI". Con esta iniciativa el kirchnerismo convalida la estafa del macrismo y propone pagar la deuda con el organismo internacional. Como denunció la diputada por el PTS-FITU, Myriam Bregman, “hay que recuperar esos fondos pero para las necesidades sociales más urgentes, no para que se lo lleve el Fondo". La propuesta busca recaudar al menos U$S 20.000 millones. Una suma que equivale a dos rondas de $ 64.000 para 17 millones de personas o equivale a tres rondas de un bono de $ 90.000 para los 6,6 millones de jubilaciones y pensiones. El Gobierno hace tiempo se olvidó de la promesa que elegiría a los jubilados en vez de los bancos, las jubilaciones vuelven a perder contra la inflación y solo habrá un bono de miseria. El oficialismo eligió al FMI.

El camino de pagar la deuda llevó al país a la ruina con más pobreza, desempleo, y salarios bajos. Se puede elegir otro camino, ¿y si desconocemos la deuda ilegitima?
(LID) Por Mónica Arancibia

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar