Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

Jubilaciones: problemas para el Gobierno, que cuenta los votos en Diputados para el ajuste

La discusión sobre la nueva fórmula de movilidad de las jubilaciones es uno de los temas que más preocupan al Gobierno en estas últimas semanas. Casi o incluso más que el debate sobre la ley del aborto legal, que también se define a horas de la cena de año nuevo.

16 de diciembre de 2020

El Frente de Todos mandó el proyecto hace algunos días y apuró el tratamiento, que ya pasó por el Senado. La intención es doble: enviarle un mensaje al FMI, mostrando que se está “haciendo la tarea” y aumentar la recaudación del Estado, que tiene a la Anses quebrada, en medio de las fiestas. Así buscan que la “solución” de financiar ese déficit por la vía de ajustar a los jubilados, pase más o menos desapercibida. Incluso, la media sanción en el Senado la votaron en simultáneo con el debate del Aborto en diputados, y es probable que ahora suceda exactamente lo mismo, pero al revés, el martes 29.

Pero el problema que tiene el Gobierno es que el poroteo está complicado y depende de algunos bloques provinciales. El oficialismo contaba con los votos del bloque de Lavagna, pero los tres diputados de Consenso Federal sacaron un comunicado junto con los “socialistas” de Santa Fé, Contigiani y Estévez, anunciando que van a rechazar el proyecto porque “sigue perjudicando a los jubilados y pensionados”. Una definición rara teniendo en cuenta que hace unas pocas semanas votaron a favor del presupuesto de ajuste para el año que viene (salvo Camaño y Sarghini, que estaban ausentes), donde ya se anunciaba este recorte.

Otras expresiones raras llegan desde el bloque de Juntos por el Cambio. Diputados como Cornejo, Cacace, Pastori, Laspina o Lospennato dijeron que en el 2020 hubo un “profundo ajuste a los jubilados” y que ellos no van a acompañar que esto siga haciendo así. Sería difícil explicarle a alguien que no conozca la política argentina que, en esas mismas bancas, hace exactamente tres años, con los alrededores del Congreso militarizado y una feroz represión a miles de manifestantes, esa fuerza política votó un robo a mano armada (literalmente) a esos mismos jubilados que hoy dicen defender.

Pero la hipocresía de Cambiemos no borra la realidad: el proyecto oficial representa un nuevo ajuste que consolida y profundiza lo que perdieron jubilados y jubiladas en 2020. Propone un nuevo cambio en el cálculo de la movilidad, que comenzará a regirse por un índice que combina en partes iguales la variación salarial y la recaudación de Anses. Con este proyecto se pone un techo a los incrementos (no pueden superar el 3% de la recaudación de Anses) pero no un piso. O sea que no protege a los jubilados contra la inflación. Es tan burdo que hasta Claudio Lozano, funcionario del Gobierno que está al frente del Banco Nación, dijo que le parecía "insólito" que en una economía inflacionaria como la de Argentina no se incluya en una fórmula de movilidad de jubilaciones y prestaciones sociales la cuestión central: un piso equivalente al aumento de la inflación.

El Frente de Todos tiene una ventaja importantísima para el poroteo: no hay ni un solo “rebelde” entre sus filas que rechace este ataque a uno de los sectores más vulnerables. Hasta el punto de que cuenta con diputados en su propio bloque que acompañaron la reforma previsional de Macri en el 2017, como los tucumanos Pablo Yedlin y Gladys Medina, el chaqueño Juan Mosqueda, la entrerriana Mayda Cresto y la santiagueña Graciela Navarro. Dijeron que era “con todos”... y no mentían.

Pero aún así, la situación es muy difícil para el Gobierno, porque necesita 12 votos aparte de los propios para poder aprobar la ley. Con las negativas anunciadas hoy por parte de Consenso Federal y los “socialistas”, todo va a depender del bloque del mendocino José Luis Ramón, que de todas maneras viene acompañando en casi todo al oficialismo, y el de Córdoba Federal, que se presenta como la negociación más compleja. Habrá que ver qué pide el “gringo” Schiaretti a cambio de apoyar al presidente.

El Frente de Izquierda, por su parte, no solo va a votar en contra sino que va a convocar movilizaciones para enfrentar esta nueva medida de ajuste y plantear un programa político opuesto al del Fondo Monetario Internacional, planteando el 82% móvil del mejor salario en actividad para jubiladas/os y pensionadas/os, la recomposición Inmediata de los ingresos perdidos durante el gobierno de Macri y el primer año del Frente de Todos y las medidas necesarias para financiarlo: restituir las contribuciones patronales al 33 %, aplicar verdaderos impuestos progresivos a las grandes fortunas y el no pago de la fraudulenta deuda externa. Es la única propuesta realista para que la crisis no caiga sobre los hombros de quienes trabajaron toda su vida sino que la paguen los que la generaron, los grandes capitalistas. (LID) Por Javier Nuet

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar