Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

Gerardo Morales en el espejo de Manzur

Corría el año 2016, el entonces presidente Mauricio Macri tenía apenas unos meses en el ejecutivo nacional y debía sortear un problema central: no tener mayoría propia en el Congreso. El primer aliado, y sin dudas el más importante, fue Sergio Massa, actual titular de la Cámara de Diputados de la Nación y uno de los pilares del gobierno de Alberto Fernández. A su vez, dentro de un peronismo fracturado, Macri encontró en el Bloque Justicialista que estaba encabezado por el ex ministro de economía Diego Bossio. Pero aún con estos aliados el gobierno no lograba tener quorum propio para imponerse en votaciones claves. ¿Cómo lo logro?

6 de septiembre

Entre los dadores seriales de quorum al macrismo se encontraron los diputados que respondían al gobernador de Tucumán, Juan Manzur y al su entonces aliado Osvaldo Jaldo. La votación más significativa en la que Manzur fue pieza clave fue en diciembre de 2017 cuando se produjo el recorte a los jubilados. Entre los diputados que permitieron que se realice la sesión estaban el manzurista Pablo Yedlin y la jaldista Gladys Medina.

Pero su rol de gobernador aliado del macrismo no fue sólo en el Congreso, sino también jugó a favor del macrismo tratando de mantener la dispersión del peronismo y tendiendo lazos con el peronismo disidente como Juan Schiaretti en Córdoba y señaló luego de las elecciones de 2017 que “Cristina Kirchner es un ciclo político que está concluido”.

Esta postura, que era defendida en pos del dialogo por el “bien nacional”, le permitió contar con favores del gobierno de Macri en lo que respecta a fondos y algunas obras públicas. Tan unidos estaban Macri y Manzur, que esto perjudicó a quien era el principal opositor al gobierno, el radical José Cano.

El Juego de Morales

Gerardo Morales fue elegido gobernador en 2015, en una alianza que además de la UCR y el Pro, incluyo a Massa, por lo que Carlos Haquim fue el compañero de fórmula del radical. Sin Massa y con Haquim, Morales fue reelecto en 2019, pero ya no contaba con los favores de Macri en la presidencia, porque el triunfo fue del Frente de Todos con Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Sin embargo, Fernández tiene un problema similar al de Macri, ya que no cuenta con mayoría propia en el congreso, por lo que necesita de aliados para llegar al quorum. ¿cómo lo logra?

Como denunció Morales, varios diputados de Cambiemos cambiaron, valga la redundancia, de bando. Entre ellos, la diputada tucumana Beatriz Ávila, que días antes de que asuma Alberto Fernández se fue el bloque de Cambiemos junto al diputado de UATRE Pablo Ansaloni. Esa ruptura no le impide volver a ser parte de la interna de Cambiemos en Tucumán, acompañando a su esposo e intendente de San Miguel de Tucumán, German Alfaro. Justamente, Alfaro y Ávila se enfrentan a la dupla apoyada por Gerardo Morales, Elías de Pérez y Cano.

En este sentido, lo señalado por Morales es cierto, pero sólo parcialmente. ¿Por qué? Porque son justamente “los diputados de Gerardo” los que también le aportan al quorum y a la mayoría que necesita Fernández en el Congreso.

Pero al igual que Manzur durante el gobierno de Macri, Gerardo Morales no sólo apoya con votos en el congreso, sino que es un pilar para lograr la división de la coalición Cambiemos. Al igual que Manzur y Jaldo plantearon la “jubilación” de Cristina en 2017, Morales da por cerrado el ciclo Macri cada vez que tiene oportunidad. Además, durante toda la pandemia, el gobernador Morales y el presidente Fernández no se privaron de elogios mutuos.

Recientemente tuvo repercusión nacional la declaración de Martín Lousteau, quien tildo de "hipócrita" a Morales y agregó "Cuando en el Congreso, el kirchnerismo llevó la quita de fondos a la Ciudad los representantes de Morales no se plantaron. Prefiere participar de las discusiones que le conviene y no de otras".

Por su parte, Alberto Fernández premia esta actitud con cada vez más fondos “extra” para que el gobernador jujeño sea amo y señor en su provincia. Por si esto fuera poco, el PJ local, es quien otorga el quorum especial cada vez que Morales lo requiere, como lo fue el endeudamiento provincial o los presupuestos de ajuste.

Diputados del pueblo trabajador

Las idas y vueltas en los roles de oficialismo y oposición de Morales, Manzur y sus respectivos diputados no es nuevo y es algo que comparte entre los integrantes de Cambiemos y del Frente de Todos. Cuando gobiernan unos, del otro lado siempre alguien juega el rol de dar apoyo y otros se mantienen opositores. Esta forma de acuerdos les permite realizar ataques al pueblo trabajador, como cuando se ajustan a jubilados o se realizan recortes de presupuesto en salud o educación.

El Frente de Izquierda es la única excepción a esa borocotización de la política, manteniendo coherencia de no votar presupuestos de ajuste de ningún gobierno y defendiendo los intereses de los trabajadores sin importar el gobierno de turno. Por este motivo, la pelea por diputados del pueblo trabajador en el congreso, que en Jujuy y Tucumán encabezan Alejandro Vilca y Alejandra Arreguez, respectivamente, tiene por objetivo también fortalecer en todo el país una tercera fuerza política que sea expresión de la independencia política de los trabajadores. (LID) Por
Juan Rovere

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar