Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

A un día de la veda.Ni trabajo genuino ni pleno empleo: ¿de qué habla el decreto sobre los planes sociales?

Alberto Fernández firmó un decreto titulado: Programa de formación, empleo e intermediación laboral. Lleva también las firmas del jefe de gabinete, Juan Manzur, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni y el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta. El decreto se adelantó al tratamiento de una ley similar, que presentó Sergio Massa la semana pasada en el Congreso Nacional; a un día de la veda electoral para anuncios de gestión que regirá hasta el 14 de noviembre.

19 de octubre

El Programa busca hacer compatible el cobro de los planes sociales y la contratación del beneficiario, para trabajar en el sector privado. El Frente de Todos la presenta como una política para "convertir los planes sociales en trabajo genuino". El mismo día en que el gobierno vuelve a darle la espalda a los 3000 trabajadores que la patronal de LATAM despidió en pandemia, desafiando el decreto presidencial de prohibición de despidos.

Alberto Fernández lo había anticipado en un plenario del Movimiento Evita y viene siendo parte de los discursos de campaña del Frente de Todos. La iniciativa ya se llevó adelante en sectores como la construcción y el trabajo agrario "golondrina", con el nombre de Potenciar Trabajo.

Pero los alcances de este decreto y de los anteriores programas, no garantizan plenos los derechos laborales que implica la demanda de un trabajo genuino. Veamos de qué se trata.

Salarios

El importe recibido como plan social, pagará la totalidad o una parte del salario de trabajadores que sean contratados por empresas privadas. No se garantiza cobrar un salario que cubra el costo de la canasta básica familiar. Ni tampoco la posibilidad encuadrarse en el convenio colectivo de trabajo, que les de mayores derechos y el mejor ingreso salarial posible, dentro de las leyes laborales vigentes.

De esta manera, el Programa es una forma más de subsidio estatal a las empresas, que podrán disponer de mano de obra, ahorrándose de abonar un salario acorde.

Condiciones de contratación

La estabilidad laboral no está contemplada en el decreto presidencial. No se garantiza que la contratación laboral sea "a tiempo indeterminado" o que vaya hacia la "planta permanente". Las empresas podrán incorporar trabajadores bajo la variedad plazos y condiciones flexibles, que se utilizan para las distintas formas de "fraude laboral". Una vez más, se cuida el despotismo de las patronales, para crear trabajos basura y descartar a los trabajadores cuando lo deseen. En el mismo sentido, fue la promesa de Alberto Fernández en el coloquio de IDEA, de poner fin a la prohibición de despidos.

Contribuciones patronales

El gobierno dispone la reducción de las contribuciones patronales entre un 90% y un 95%. Se trata de los aportes destinados a jubilación, sistema previsional, al fondo nacional de empleo y al régimen de la asignaciones familiares.
Como si fuera poco darles el aval a las patronales para continuar creando trabajos precarios, sin tener que hacerse cargo por completo del salario, el Estado también cubrirá estas contribuciones. Por lo menos durante 12 meses.

¿Trabajo genuino?

Luego de dos años de gobierno del Frente de Todos y del ajuste que lleva adelante para garantizar los pagos al FMI, la pobreza en el país golpea al 40% de la población y la indigencia llega al 10%. Este decreto generaliza el Potenciar Trabajo y el Programa de Inserción Laboral y prevé la creación de instancias de capacitación laboral y la compatibilidad de los subisidios con un trabajo registrado que, como se expone arriba, no implica plenos derechos laborales.

Aunque la batería de anuncios de campaña que lanzó el gobierno desde la derrota en las PASO, puedan resultar un alivio momentánteo para sectores populares que actualmente se encuentran sin ingresos. La perspectiva de este decreto y de otros anuncios, no revierte la situación de precariedad y mucho menos garantiza la creación de trabajo genuino, ni el pleno empleo. El Frente de Todos continúa en la línea de ser blando con los poderosos y duro con los trabajadores.

Es que la voracidad de las patronales frente a la crisis en curso, presiona en el sentido contrario. La campaña electoral está sirviendo de vitrina de ofertas para los poderosos del país. La derecha les promete una reforma laboral que quite derechos adquiridos con la lucha histórica de los trabajadores, como las indeminaciones. Y el gobierno viene avalando la flexibilización de convenios por empresa, junto a los líderes sindicales que, el lunes, reafirmaron su lealtad política al oficialismo y a su plan de entrega al FMI. De esta manera, se empieza a "legalizar" la extensión de la jornada laboral, que ya de por sí, en promedio, es una de las más extensas del mundo. Ni hablar de las decenas de luchas por recuperar puestos de trabajo a las que los líderes sindicales y el Ministerio de Trabajo les da la espalda, como la de los trabajadores aeronáuticos de LATAM.

Es seguro que los trabajadores y sectores populares tendrán que enfrentarse a los avances flexibilizadores y a la entrega al FMI, que solo empeorará las condiciones de vida para las mayorías.

Trabajo genuino para todos

El reparto de las horas de trabajo, para que trabajemos todos y trabajemos menos, con un salario mínimo igual a la canasta básica familiar, podría dar solución inmediata a la mitad de la población que está desempleada, generando 900.000 puestos de trabajo en grandes empresas. Esta propuesta viene siendo rechazada tanto por Juntos por el Cambio (y sus satélites liberales), como por el oficialismo. Y es impulsada por Frente de Izquierda Unidad, con la fuerza organizada desde abajo en comités electorales, junto a cientos de trabajadores, mujeres y jovenes, ocupados, desocupados e informales. Posicionando a la izquierda como la única alternativa política y social, dispuesta a enfrentar a los poderosos del país.

Con este planteo y junto a un plan de obras públicas, que avance en la creación de viviendas populares, se podría comenzar a revertir el flagelo de la deoscupación y la informalidad, que hace décadas arrastra el país y que se profundiza en la crisis actual. (LID) Por Carla Libertad

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar