Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

45 aniversario.Efectos de la dictadura en Jujuy: ¿Qué fue la Noche del Apagón?

En estos días se cumplen 45 años de lo que se conoce como “la noche del apagón”, ¿Qué fue?

22 de julio

Entre el 20 y el 27 de Julio de 1976, a pocos meses de realizado el golpe de Estado del 24 de marzo, en las localidades de Libertador General San Martín y Calilegua, se realizaron más de 400 detenciones de trabajadores, amas de casa y estudiantes, con un gigantesco operativo en la que participaba el ejército y gendarmería.

¿Y por qué se le dice “noche del apagón”?

Porque parte de la metodología de detención incluían cortes del suministro eléctrico, apagones en las ciudades, que les permitían a las fuerzas represivas realizar los allanamientos y detenciones en medio de la oscuridad de la noche y, al mismo tiempo, generar terror en la población.

A algunos los llevaban a la comisaría y a otros al destacamento de Gendarmería que estaba dentro del Ingenio Ledesma, y desde ahí eran llevados a los centros clandestinos de detención, mayoritariamente al que está ubicado en la localidad de Guerrero. De los más de 400 detenidos y detenidas, hay al menos 33 que continúan desaparecidos. Otros tuvieron que irse de Jujuy bajo la amenaza de no sobrevivir la próxima vez.

¿Y por qué se realizaron esas detenciones?

Mirá, gran parte de los dirigentes políticos y sindicales ya habían sido detenidos el 24 de Marzo, como el Intendente Luis Arédez, la dirigente docente Marina Vilte y otros… Incluso en 1975 ya habían intervenido el sindicato azucarero del Ingenio Ledesma. Entonces las detenciones del “apagón” creo tenían otro objetivo, que era el de dar un mensaje de disciplinamiento al conjunto de la población. Como diciendo, “Ojo, no sólo vamos a detener a los referentes, sino que a todos los que representen ideas de solidaridad, de reclamos y de organización contra Ledesma o la dictadura”

Por eso el golpe de 1976 no fue igual que otros golpes de Estado en Argentina, nosotros decimos que fue un genocidio, es decir no sólo buscaban desaparecer a dirigentes obreros, estudiantiles o de izquierda, que lo hicieron…. Ni sólo imponer un cambio en el modelo económico, que también lo hicieron; sino generar miedo en la población, romper las relaciones de solidaridad dentro de la clase trabajadora y borrar del mapa cualquier idea de cambio social.

Y sabemos que la clases dominantes a lo largo de la historia han dado muestras de su interés por borrar toda experiencia que ponga en cuestionamiento sus privilegios, sin ir más lejos, los centros de detenciones y torturas fueron una réplica de los campos de concentración durante el nazismo en Alemania. Esa imagen o la de “el apagón” es la que utilizan para cortar toda memoria sobre la fuerza social que los puede sacar de su lugar de privilegio. Esto lo explica por ejemplo el historiador Enzo Traverso en sus distintas obras sobre la utilización de los campos de concentración en la Alemania nazi en la reconstrucción de post guerra en Europa y todo el mundo.

Bien, entonces las detenciones en los apagones buscaban disciplinar al conjunto de los trabajadores, estudiantes y amas de casa, pero ¿qué había pasado para que quieran disciplinarlos?

Bueno, vamos a retroceder unos años… A fines de los ’60, principios de los ’70, en gran parte del mundo se vivía una crisis económica catastrófica, y los grandes empresarios y terratenientes, como la familia Blaquier que eran dueños del Ingenio Ledesma, querían que esa crisis la paguen los trabajadores. Por ejemplo, tomaron una importante deuda para tecnificar la cosecha y poder despedir miles de obreros del campo. Y al mismo tiempo, los trabajadores, que habían tirado abajo desde 1969 distintos gobiernos dictatoriales, no sólo no lo querían permitir, sino que querían recuperar derechos perdidos. Por ejemplo, en 1972 en el Ingenio Ledesma se realiza un paro de 48 hs luego de más de 20 años sin medidas de este tipo, al año siguiente una conducción combativa recupera el sindicato y además de pelear por salario, comienza a exigir la entrega de viviendas que por Ley la empresa estaba obligada pero no cumplía.

¿Y qué paso luego?

A nivel nacional, como te dije, el movimiento obrero y el movimiento estudiantil venían realizando verdaderas puebladas con enfrentamientos con la Policía y el Ejército. Seguro muchos escucharon hablar alguna vez del “Cordobazo”, que fue el más conocido, pero hubo desde 1969 hasta 1973 alrededor de 30 “azos”, el último, justamente fue en Jujuy en la Minera Aguilar y se lo conoce como “Aguilarazo”.

Para frenar ese proceso de luchas, las clases dominantes deciden convocar a elecciones y permitir la vuelta de Juan Domingo Perón en 1973.

¿Y Perón logra frenar las luchas?

No, lo primero que busca es imponer el Pacto Social, en donde se supone que no iba a haber amento salarial pero tampoco de los precios. ¿Les suena? Por supuesto que los salarios no aumentaban pero los precios sí, y por eso las protestas de los trabajadores aumentaron.

Mientras crecía la protesta social, Perón decide avanzar con la política represiva. Por un lado, forma una fuerza parapolicial represiva, llamada Triple A (Alianza Anticomunista Argentina), que se dedicaba a asesinar puntualmente a dirigentes obreros, pero también estudiantiles, barriales y políticos. Y por otro lado, realiza una purga interna del PJ y los gobernadores o intendentes cercanos a la izquierda peronista, luego de que Montoneros decidiera asesinar a Rucci, Secretario General de la CGT y mano derecha de Perón. El 1 de Julio de 1974 muere Perón y lo sucede su esposa, Isabel Martínez de Perón que va a profundizar la represión.

¿Y esto que tiene que ver con Jujuy?

En ese momento en Libertador Gral. San Martín el Intendente era el doctor Luis Arédez, que si bien había sido puesto por el Gobernador Snopek, era cercano al nuevo sindicato de Ledesma y había sacado una ordenanza que obligaba al Ingenio Ledesma a pagar impuestos municipales. Como parte de las intervenciones que impulsó Isabel, en Jujuy Snopek intervino la intendencia de Libertador y sacaron a Arédez.

¿Y el sindicato del ingenio?

Como parte de las peleas contra el Pacto Social en 1974, pocos meses después de la muerte de Perón, hubo una gran huelga azucarera, que comenzó en los ingenios tucumanos y al final se sumaron los ingenios de Salta y el Ingenio Ledesma en Jujuy. Con la huelga logran un aumento salarial, pero el nuevo Gobierno de Isabel Perón sigue con su línea represiva. En noviembre de 1974 decreta Estado de Sitio en todo el país, y en Libertador son detenidos muchos dirigentes, entre ellos estaba Jorge Weis que había sido uno de los organizadores del nuevo sindicato. En febrero de 1975 Isabel Perón firma los decretos del Operativo Independencia que le permiten al Ejército ocupar la provincia de Tucumán y detener a la mayoría de los dirigentes azucareros. Un mes después, el gobierno de Snopek interviene el sindicato del ingenio Ledesma e intentan detener al secretario general, Melitón Vázquez, quien logra escapar.

Bueno, entonces estamos en 1975, gobernaba Isabel Perón, estaba la Triple A y habían intervenido varias provincias, habían sacado a Arédez de la Intendencia e intervenido el sindicato Azucarero… ¿porqué fue necesario el golpe del Estado el 24 de Marzo de 1976?

Es cierto, para 1975 gran parte del movimiento obrero combativo había sido derrotado. En Córdoba habían intervenido al SMATA y un golpe policial sacó al Gobernador, en Tucumán estaba el Ejército con el Operativo Independencia, en Santa Fe en Villa Constitución el Ejército ocupa la ciudad y encarcela a los dirigentes que habían ganado el sindicato de la UOM, y como te conté, en Jujuy intervinieron el sindicato del Ingenio Ledesma. Pero al mismo tiempo en junio y julio de 1975 luego que el ministro de economía, Celestino Rodrigo, sacara un paquete de medidas que implicaban un gran ajuste a los trabajadores, cientos de miles de obreros salen a protestar y sobrepasan a las conducciones burocráticas, se lo llamó “el Rodrigazo” y significó que por primera vez hubiera un paro general en todo el país contra un gobierno peronista.

Al fracasar el intento de ajuste que pedían los grandes empresarios y ante el temor que podía significar que los trabajadores sobrepasen a las conducciones burocráticas de los sindicatos, los militares, a pedido de los grandes capitalistas llevaron adelante el golpe de Estado del 24 de marzo.

¿Y qué tiene que ver Blaquier en todo esto?

La familia Blaquier no sólo fue beneficiaria de las medidas económicas de la dictadura militar, sino que fue activa colaboradora de la dictadura. Las detenciones eran realizadas en vehículos que el Ingenio había prestado a las fuerzas represivas, algo que corroboró la Justicia que lleva adelante un eterno juicio por lesa humanidad, pero también estas detenciones fueron dentro de los terrenos de Ledesma, Blaquier permite que se instale un destacamento de Gendarmería dónde funcionaría un centro clandestino de detención. La dictadura borrará hasta la ordenanza por la que Aredez le imponía impuestos municipales al Ingenio como develaron los concejales del PTS-FIT en esta localidad.

Te acordás que al principio te conté que Blaquier se había endeudado para tecnificar el Ingenio, bueno, la deuda que tomó para tecnificarse, al final de la dictadura se estatizó, y es parte de la deuda externa que aún seguimos pagando.

Bueno, entonces podemos decir que los Blaquier ganaron, ¿no?

En parte sí y en parte no. En parte sí, porque lograron seguir enriqueciéndose a costa de los trabajadores, con leyes laborales de la dictadura que aún persisten, la precarización laboral e incluso la tercerización en muchos sectores. Todo esto, antes de la dictadura no existía y todos los gobiernos después los siguieron beneficiando.

Pero al mismo tiempo no, porque a pesar de tener impunidad, la lucha de los organismos de DDHH, los familiares de desaparecidos y distintas organizaciones políticas, sociales y sindicales, siguen reclamando justicia y Blaquier está siendo nuevamente imputado por los crímenes de la “noche del apagón”.

Pero además la solidaridad entre diversos sectores comienza a ponerse en pie. Estudiantes, trabajadores, dirigentes sindicales, amas de casa y desocupados empiezan a ver la necesidad de unirse y apoyarse en sus luchas, y dentro de ese proceso la izquierda está presente. En Jujuy, a pesar del fraude y las maniobras de Morales y Rivarola, las ideas de la izquierda se consolidaron como tercera fuerza y son señales de la posibilidad de construir un gran partido de la clase trabajadora que logre dar vuelta todo y que termine con esta sociedad de explotación y miseria que imponen familias como los Blaquier. Una forma de recuperar las ideas del cambio social y de la revolución que todos ellos pretenden borrar.

Conocer nuestra historia, tiene que servir para sacar conclusiones de los aciertos y las derrotas, y por eso invitamos a nuestros oyentes a conocer La Izquierda Diario donde publicamos gran parte de esa historia, entrevistas a sus protagonistas así como debates de política y estrategia. (LID) Por Pateando El Tablero, la izquierda en radio, 101.7 Jujuy FM

Informe: colaboración especial de Juan Rovere.

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar