Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

CurioCiencia.El sonido del silencio: la colisión de los agujeros negros

De Einstein a nuestros tiempos se ha estudiado sobre este fenómeno del universo, pero hace seis años se logró detectar la primera expresión de la fusión de dos agujeros negros; tan solo un “chirrido”

26 de junio

Era un 14 de septiembre de 2015 a las 5:51 am cuando en las instalaciones de Livingston, Louisiana, y Hanford, Washington, Estados Unidos, detectaron ondas gravitatorias que llegaban a la Tierra producto de una colisión de dos agujeros negros producidas 1300 millones de años atrás.

Mal dicho, y obviamente no para repetirlo, serían olas que viajaron por el universo luego de que dos agujeros negros chocaran. ¿Te imaginas semejante hecho? Tal vez el sonido de lo que se detectó en su momento ayude a pensarlo.

¿Un agujero negro? Si, pero no uno sino dos. Cuando una estrella muy grande, más grande que el Sol, termina con su “vida” puede generar un agujero negro cuando explota de una forma impresionante llamada supernova. Este agujero negro tiene tanta fuerza de gravedad (como la que nos mantiene en el piso) que ni la luz sale de él; he aquí el nombre de “negro”. Confía en mi que no quisieras estar adentro de uno (aunque no podrías sentirlo).

Cuando dos agujeros negros colisionan, generan una onda que contrae (achica) en una dirección el universo y lo estiran en otro. Esta onda que parecía imposible de detectar, por su pequeño (pequeñísimo) tamaño -incluso más que un átomo-,hizo realidad la predicción que Einstein hizo hace más de 100 años atrás con un “chirrido” (como lo llamaron lo científicos) detectado por dos observatorios con el nombre de LIGO.

Los Observatorios de ondas Gravitatorias por Interferometría Láser, LIGO por sus siglas en inglés, se comenzaron a construir en 1994 e inauguraron en 1999 con el fin de detectar muy pequeños desplazamientos en el espacio a través del viaje de una luz laser por sus brazos de 4 kilómetros de largo cada uno. Cuando una onda gravitacional pasa por nuestro planeta la distancia en uno de los brazos se estira y en el otro se contrae; esa pequeña diferencia cambia el tiempo de viaje de la luz de ambos brazos produciendo una señal en un detector.

La madrugada del 14 de septiembre se produjo la ansiada señal que sonaría como un “cihirrido” .

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar