Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

Se aceleró la inflación: ¿cuánto pierden los trabajadores?

En el primer cuatrimestre la suba de precios fue de 9,1 %. En la comparación interanual la inflación llega al 27,5 %. Las metas del Banco Central cada vez más lejos de cumplirse.

11 de mayo| Pablo Anino |

En la tarde de ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dio a conocer un informe técnico con los datos de inflación de abril.

En contra del discurso oficial que insiste con una supuesta moderación en la suba de precios, el cuarto mes del año exhibió una inflación de 2,6 %, superior al 2,4 % registrado en marzo. De esta forma, entre enero y abril la suba de precios acumulada es de 9,1 %. En la comparación interanual la inflación llega al 27,5 %.

El número informado por el Indec es el más alto desde junio del año pasado, cuando la inflación alcanzó el 3,1 %. Luego hasta diciembre hubo un período de relativa desaceleración en la suba de precios. Pero claramente la tendencia se aceleró desde comienzos de 2017: enero registró 1,3 %; febrero 2,5 %, marzo 2,4 %; y abril 2,6 %.

Las cifras dadas a conocer por el Indec superan las estimaciones de la denominada Inflación de los trabajadores a cargo del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) que fue de 2,4 % para el cuarto mes del año.

También superan el IPC Congreso, publicitado por el Frente Renovador, que exhibió un alza de 2,1 % en abril y acumula en el año una suba de 8,2 %. Cuando se observa el desempeño en los últimos doce meses se observa que en abril la variación interanual fue 27,3%.

La información difundida por Indec echa por tierra las metas del Banco Central que, conducido por Federico Sturzenegger, proyectaba entre 12 % y 17 % para todo el año. La cota superior requiere una inflación mensual de 1,3 %, la mitad de lo que registró el Indec para abril.

Para sostener tales metas, el Banco Central viene subiendo las tasas de interés, alentando una “bicicleta financiera” que beneficia con generosas ganancias a los especuladores y empuja la economía a la recesión.

A esta altura, queda cada vez más claro el verdadero objetivo de las metas de inflación: establecer un techo estrecho a las paritarias para seguir aplicando el ajuste sobre el salario.

La inflación se come al salario

Tomando un mix del índice de precios de la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires hasta abril de 2016 y a partir de mayo el nuevo Índice de Precios que calcula el Indec para el Gran Buenos Aires resulta que la inflación creció 44,7 % entre noviembre de 2015 (previo a la asunción de Cambiemos) y diciembre de 2016.

En el mismo período, el índice de salario de trabajadores del sector privado registrado aumentó 35,4 % mientras que para los empleados públicos creció 34,1 %. De este modo, el poder de compra del salario retrocedió 6,4 % entre los trabajadores registrados del sector privado y 7,3 % entre los empleados públicos.

Todavía no hay datos públicos sobre la evolución salarial entre enero y abril, pero hay síntomas que no ha mejorado la situación.

La caída del salario real (es decir, de su poder de compra) se refleja en las estadísticas de consumo. Para mencionar sólo un ejemplo, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) estimó que en el acumulado del año el comercio minorista retrocedió 3,7 % en relación a 2016, que ya de por sí fue un año con recesión.

Días atrás ATE Indec estimó que al 31 de marzo la “canasta de consumos mínimos” tuvo un costo de $ 22.768,8 en el Gran Buenos Aires, donde se concentra la mayor parte de la población del país.

Si actualizamos por inflación los salarios de los trabajadores registrados del sector privado, resulta que en marzo tendrían un salario neto promedio de $ 18.781. Para todas las personas relevadas por la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) que tienen ingresos (ya estén registradas o en “negro”) la percepción promedio sería de $ 12.456 al 31 de marzo. Siguiendo los datos de la EPH, entre el 80 % y el 90 % de los que perciben ingresos no alcanzan a los $ 22.768,8 estimado por ATE Indec como la “canasta de consumos mínimos”.

Frente a la tregua de las cúpulas sindicales, la defensa del salario es una batalla que queda íntegramente en manos de trabajadoras y trabajadores. (LID)

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar