Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

PACTO FISCAL: Saqueo de ANSES y congelamiento del gasto, claves del acuerdo Nación-provincias

En el día de ayer, los gobiernos nacional y provinciales, con excepción de San Luis, suscribieron un Pacto fiscal que modifica impuestos el reparto de recursos.

17 de noviembre| Esteban Mercatante |

El gobierno nacional y los mandatarios de todas las provincias, con excepción de San Luis, suscribieron ayer el "Consenso fiscal", que establecerá nuevas pautas para el reparto de fondos entre Nación y provincias, y modificará numerosos gravámenes. El mismo compromete además a los mandatarios provinciales a apoyar el acuerdo de responsabilidad fiscal suscrito en agosto y presentado en el Congreso.

El pacto de “equilibrio fiscal” se terminó de cerrar pasado el mediodía en una reunión en la que participó el presidente Mauricio Macri junto a los mandatarios provinciales. Todas las provincias, excepto San Luis, acordaron firmar el acuerdo. El mismo se propone cerrar toda una serie de litigios cruzados entre Nación y las provincias, así como entre los reclamos cruzados entre gobernaciones. Entre estos destacan el reclamo de la Provincia de Buenos Aires por el Fondo del Conurbano, así como los litigios de varias provincias por los fondos retraídos de la coparticipación para financiar a ANSES, que en 2015 recibieron fallo a favor de la Corte Suprema.

Finalizada la reunión hubo una conferencia de prensa en la que participaron el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, junto a los gobernadores Rosana Bertone de Tierra del Fuego, Gerardo Morales de Jujuy y Hugo Passalacqua de Misiones.

Marcos Peña señaló que “se logró gracias a un trabajo de diálogo intenso un acuerdo muy importante y muy histórico que permitirá avanzar en una agenda legislativa que refleje este acuerdo”.

Los puntos centrales del acuerdo son:

Las provincias desisten de las causas por coparticipación iniciadas en la justicia (excepto San Luis): son 56 juicios por unos $ 340 mil millones. El gobierno emitirá un bonos para pagar los reclamos en dos tramos. A lo que se suma el reclamo de 400 mil millones de pesos de la Provincia de Buenos Aires, que dará de baja su pedido judicial por el Fondo del Conurbano. En compensación, se inicia una transición gradual hasta que Buenos Aires obtenga el 10% de la recaudación por el impuesto a las ganancias. Recibirá 40 mil millones de pesos en 2018, y 65 mil millones de pesos a valores de hoy a partir de 2019. Las provincias acuerdan en reducir impuestos, principalmente el que grava los Ingresos Brutos, en los próximos cinco años. El compromiso también comprende que el gasto se congela en términos reales por los próximos años. Las valuaciones que se utilizan como base para el pago del impuesto inmobiliario que cobran las provincias deberían converger a sus valores de mercado. El Impuesto al Cheque se destinará en un 100 % a la Anses. La Anses a su vez dejará de recibir el 20 % de la recaudación de ganancias que percibe ahora. Esto implica una pérdida de 128 mil millones de pesos para la ANSES en el año 2018 según el Proyecto de Presupuesto 2018. Se financiarán el déficit de las cajas previsionales provinciales no transferidas. Reforma previsional: los gobernadores aceptaron la propuesta del gobierno de impulsar un cambio en la movilidad previsional ajustando los haberes jubilatorios por inflación. No obstante, a pedido de los gobernadores el ajuste tendrá un “plus” sobre el cual no se dieron detalles. Se calcula que esta medida podría significar un "ahorro" para el gobierno de $100.000 millones en jubilaciones y casi $150.000 si se incluye AUH y el resto de los beneficios, todo a costa de menores ingresos para los jubilados y las familias de trabajadores. A su vez, se eliminarán las jubilaciones de privilegio. El acuerdo ingresaría inmediatamente por la Cámara de Senadores del Congreso Nacional. Los gobernadores de todos los signos políticos, desde los de Cambiemos hasta los que comulgan con la Unidad Ciudadana de Cristina Fernández, como el de Santa Cruz, se sumaron a la causa ajustadora del macrismo.

ANSES, el gran perdedor del acuerdo

La aritmética del acuerdo determinó que las provincias no se vean perjudicadas en el reparto de ingresos que tienen hoy de la coparticipación. La pérdida que tendrán por la eliminación del artículo 104 de la ley de impuesto a las Ganancias, que aseguraba un 10 % de la recaudación para repartir entre las provincias por encima de los 650 millones de pesos recibidos por la Provincia de Buenos Aires, será compensada " a través de transferencias diarias y automáticas".

A primera vista, al ser el encargado de cubrir dichas compensaciones, podría parecer que es el tesoro nacional el que pierde en este acuerdo. Pero sería una conclusión equivocada. En el toma y daca armado por el gobierno nacional, las pérdidas serán básicamente cargadas en la cuenta de ANSES. Con el artículo 104 de Ganancias, el organismo recibía un 20 % de la recaudación de dicho impuesto como ya mencionamos, lo que llega a 128 mil millones de pesos. En el esquema acordado, ANSES deja de recibir eso pero a cambio recibirá el 100 % del impuesto a los créditos y débitos bancarios, o impuesto al cheque. Pero como en septiembre el gobierno ya había enviado un proyecto para asignarle a dicho organismo el 70 % de lo recaudado por ese tributo, el incremento que ahora se está acordando es por el 30 % restante. En números, esto es 60 mil millones de pesos. Es decir, que pierde por Ganancias más del doble de lo que ve incrementado por el impuesto al cheque.

En los hechos, la pérdida tampoco caerá en la cuenta de ANSES, que en última instancia también sería una pérdida de Nación aunque en lo formal el ente previsional se encuentre separado del tesoro. Esto es así porque, al mismo tiempo que el gobierno pacta un recorte de los recursos fiscales girados para gastos previsionales, que se ve reforzado con el plan para bajar las contribuciones patronales para la seguridad social, acordó con los gobernadores el compromiso para modificar la fórmula de la movilidad jubilatoria. Aunque el "consenso" firmado ayer promete que los haberes (y la AUH) crecerán por arriba de la inflación, no se especifica con qué fórmula. Lo que es claro es que el crecimiento será menor que el actual. Si ajustando los compromisos de ANSES sólo a la par de la inflación prometía un ahorro de hasta 150 mil millones de pesos, el monto final según lo acordado ayer podría no ser a inferior a esa cifra, pero no demasiado.

En conclusión, serán los jubilados y beneficiarios de la AUH los que harán el gran aporte para que cierren las cuentas de un nuevo reparto fiscal que engrosa los recursos de la Provincia de Buenos Aires para favorecer a María Eugenia Vidal en su armado político. Con el congelamiento de ingresos y gastos provinciales y el compromiso de "revisar" el plantel de empleado públicos, serán también los estatales los que tendrán que poner otro tanto para que las cuentas cierrren. Un ajuste a varias bandas. (LID)

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar