Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

La "Revolución de la Alegría" fue para la oligarquía

A poco de cumplir su primer año de gobierno, ayer Mauricio Macri hizo recordar su primer día de mandato. En esa ocasión, el presidente había bailado en el histórico balcón de la Casa Rosada, acompañado por la vicepresidenta Gabriela Michetti cantando las letras de Gilda a su lado.

5 de noviembre de 2016| Fernando Scolnik |

Este viernes Macri cantó y bailó nuevamente los ritmos de la popular cantante durante un acto por la Fiesta del Maní que encabezó en la localidad de Hernando, Córdoba. Lo acompañaba en esta ocasión el gobernador Juan Schiaretti.

La alegre puesta en escena, que hizo recordar a los tiempos de campaña electoral, tenía sus motivos. Al hablar ante productores rurales, Macri reivindicó la “serie de medidas que hemos tomado para sacarle la pata de encima al campo”.

El presidente se refería al cumplimiento de sus promesas electorales para los dueños de la tierra, especialmente a la quita o baja de retenciones para diferentes actividades agropecuarias. La alegría del acto estaba entonces más que justificada: se calcula que las patronales del campo ganaron 120.000 millones de pesos entre estas medidas y la devaluación que favoreció a los exportadores.

Por supuesto que a Macri no se le pasó por alto que justamente la disputa por las retenciones es la que había generado el enfrentamiento entre el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y las patronales del campo en el año 2008. Al respecto, ayer mismo en otra localidad cordobesa, Las Varillas, había reivindicado “el haber logrado superar ese momento, al construir algo con suficiente robustez que también superó el conflicto estúpido que tuvimos en nuestro país entre un gobierno y el sector más potente que tiene la Argentina que es el campo”.

En ese conflicto “estúpido” se enfrentaron dos sectores ajenos a los intereses populares. Si los dueños de la tierra en Argentina defendían sus negocios millonarios, el gobierno nacional buscaba elevar las retenciones para destinar recursos a los pagos millonarios de la deuda externa, continuar dando subsidios millonarios a los empresarios, como las privatizadas que vaciaron los servicios públicos, o administrar el presupuesto según su conveniencia política y la de sus amigos como Lázaro Báez. Aún así, durante el kirchnerismo la oligarquía y los grandes terratenientes estuvieron entre los principales beneficiarios de la “década ganada”.

Promesas que se cumplen, promesas que no

Algunas otras promesas se repiten como farsa. Si para las patronales del campo, los fondos buitre, las mineras y otros sectores los resultados de casi un año de gobierno macrista son bien palpables, por otro lado la inmensa mayoría del pueblo trabajador ve que nada de lo que se le prometió fue cumplido, y que sus condiciones de vida empeoraron con la inflación, los tarifazos y los despidos. Lejos de la “pobreza cero”, el año vio crecer este indicador, que alcanza ya al 32,2 % de la población.

Por eso ayer sonaron como frases vacías los nuevos pronósticos de Macri, quien tuvo que reconocer que el país atraviesa un “momento difícil” que adjudicó a “un punto de partida muy malo”, pero que el año que viene la inflación estará “por debajo del 20 por ciento”.

También planteó sin convencer a muchos que “prometí que en el segundo semestre iba a bajar drásticamente la inflación, y lo hemos hecho con éxito, ya que hoy estamos en niveles de 1,5 por ciento mensual. El año que viene vamos a tener un país en marcha, después de más de 5 años de estancamiento, de peleas inútiles”, y refirió que “lo que pronostica la mayoría de los economistas se va dar, que la Argentina va a volver a crecer más del 3 por ciento el año que viene, y el desafío es que sigamos creciendo de esa manera durante varias décadas”.

Los datos del presidente no sólo se contradicen con el humor popular, sino también con los últimos datos publicados. Por ejemplo, una reciente medición de la CGT calculó el índice de inflación de los asalariados del último mes en un 2,8 %.

Asimismo, el último dato de la Dirección de Estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires indica que la inflación interanual fue del 43,1 % en el distrito.

El presupuesto para 2017, que ya ha sido aprobado en diputados, demuestra que el plan de ajuste continuará el año que viene.

De tal tregua, tal bono

La ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, aseguró ayer que "tendremos un diciembre tranquilo", en alusión al nivel de conflictividad social que el gobierno espera para el último tramo del año. "Estuvimos trabajando todo el año con organizaciones y sobre todo cerca de la gente”. El Papa Francisco ha jugado su rol con respecto a la pasivización de algunas organizaciones sociales, y han trascendido elogios del pontífice para la ministra, así como para la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.

Curiosamente, o no tanto, esta misma semana también Juan Carlos Schmid, integrante del triunvirato que conduce la CGT unificada, había pronosticado que diciembre se va a transitar “sin mayores problemas”. Casi las mismas palabras que la ministra macrista. El resultado para los trabajadores es la pérdida del salario y de miles de puestos de trabajo. El bono de fin de año será una realidad para una fracción minoritaria de la clase trabajadora, y además no alcanzará para compensar la inflación del año.

Las cúpulas sindicales, al igual que los gobernadores de todos los signos políticos, y los bloques de los partidos tradicionales en el Congreso, han sido entonces fundamentales a la hora de otorgarle gobernabilidad al plan económico macrista, para que la revolución de la alegría haya sido para la oligarquía y el gran capital, y para que pierda el pueblo trabajador.

Contra todos ellos, el 19 de noviembre el Frente de Izquierda convoca a un gran acto en el estadio de Atlanta, para plantear otra alternativa de lucha en las organizaciones de masas, y una política independiente de los capitalistas, con la fuerza de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar