Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

DEUDA PUBLICA: Con Macri y Caputo la deuda pública trepó a U$S 315.760 millones

Esto representa un incremento de 31 % desde 2015. El ministro de Finanzas Luis Caputo deberá dar explicaciones hoy en el Congreso.

4 de abril| Lucía Ruiz |

La deuda pública del Estado nacional alcanzó un monto total de U$S 315.760 millones de dólares en diciembre de 2017, lo que significa un incremento total de 31 % desde que asumió el macrismo, de acuerdo a las estimaciones de la fundación ITE - Abdala.

Los datos del Ministerio de Finanzas alcanzan sólo al 3° trimestre de 2017, en el que el stock de deuda fue de U$S 305.708 millones, es decir, un incremento de U$S 65.043 millones (+27%) respecto a 2015. Pero el incremento de emisiones de deuda netos de pagos de vencimientos en el último trimestre del año habría sumado otros U$S 10.000 millones al stock, alcanzando así a los U$S 315.760 millones, según se deduce del informe del instituto.

Fuente: Ministerio de Hacienda e ITE - Abdala *Dato estimado

Durante el mes de febrero de 2018 las emisiones totales del sector público nacional fueron de U$S 5.845 millones, acumulando en el año U$S 17.573 millones. A diferencia de enero, en febrero las emisiones estuvieron concentradas en el mercado local, para las cuales el gobierno debió "tentar" a los inversores con jugosos beneficios para que los rendimientos de los bonos no pierdan frente a la inflación, como sucedió con los U$S 3.502 millones colocados con “cláusula gatillo”, mientras que para los trabajadores promueve paritarias a la baja y sin cobertura frente a la inflación.

También el gobierno comenzó a tantear la posibilidad de endeudarse con bancos internacionales, comenzando a resonar los nombres de bancos amigos como el HSBC.

El incremento es aún más importante si se observa la porción de deuda que el gobierno denomina “performing” o regularizada, es decir, la que se encuentra "en situación de pago normal", a diferencia de aquella que no fue presentada al canje. Gracias al endeudamiento para pagar a los fondos buitre se canjeó deuda vieja a valores más que acrecentados, por deuda nueva para saldarla, resultando en un incremento de la "deuda normal" de 36 % desde el año 2015 hasta el 3° trimestre de 2017.

Este endeudamiento no es gratuito. Significa en lo inmediato que más recursos son necesarios para pagar los intereses que la misma genera. De acuerdo al Presupuesto Nacional de 2018, los intereses de deuda pública crecerán del 1,76 % del PBI en 2017 a 1,97 % en 2018 y 2,15 % en 2019. Los servicios de deuda crecen 28,2 % en 2018 respecto a 2017, un aumento que casi duplica al del resto de las partidas presupuestarias.

Sólo en los dos primeros meses de 2018 el déficit financiero (aquel que incorpora al déficit primario el pago de intereses de deuda pública) aumentó 50,8 % con respecto al mismo bimestre de 2017. Esto es, de $ 35.556 millones en el primer bimestre de 2017 a $ 53.627 millones en igual período de 2018. Creció más que la inflación debido a la suba de los vencimientos de la deuda. Caputo deberá explicar sus negocios con la deuda pública

Luego de idas y vueltas, finalmente el ministro offshore Luis Caputo se presentará hoy ante el Congreso, en la Bicameral de Seguimiento y Control de la Gestión de Contratación y de Pago de la Deuda. Recientes investigaciones sobre los Paradise Papers lo involucran como propietario del fondo Noctua Partners, que no declaró ante la Oficina Anticorrupción y que además fue uno de los compradores del bono argentino a 100 años que emitió el mismo ministro como funcionario de Finanzas.

Es decir, un bono hecho a medida de sus amigos, ex socios y probablemente para su propio interés.

Se espera que Luis Caputo evite hablar del conflicto de intereses que lo involucra y centre su exposición en "explicar" las causas y consecuencias del abultado crecimiento de la deuda pública, que desde la gestión macrista se incrementó a una tasa del 14,5 % anual, mientras el PBI (Producto Bruto Interno) permanece prácticamente estancado apenas superando el nivel de 2015, lo que resulta en un incremento del peso de la deuda en la capacidad de generar valor del país.

La lista de ministros y funcionarios con abrumadoras cuentas e inversiones en el extranjero -en muchos casos en paraísos fiscales- se va extendiendo día a día. Además del ministro de Finanzas, recientemente se sumó el público conocimiento del ministro de Energía y Mineria, Juan José Aranguren, defendido por el mismo presidente Macri. Deuda pública externa

Según el Ministerio de Finanzas la deuda pública externa (es decir, aquella deuda del sector público nacional que se entabla con residentes del exterior) creció de 13,9 % del PBI en 2015 a 19,4 % en el tercer trimestre de 2017. ITE Abdala calcula que hacia fines de 2017 su peso en el PBI subió a 21,4 %.

Considerando la deuda pública externa de todos los ámbitos estatales (incluye gobierno nacional, provincial y municipal), sólo hasta marzo de 2017 creció 53 % desde fines de 2015.

El endeudamiento actual, lejos de destinarse a inversiones que eleven la productividad, se destina principalmente a pagar deuda vieja con deuda nueva generada por este mismo gobierno y por el anterior, cubrir el gasto corriente y financiar el déficit público y el abultado déficit comercial. Así también, el endeudamiento solventa la fuga de capitales. Esto significa una evidente reducción de la capacidad de repago, lo que obliga a refinanciar las posiciones con los acreedores y acelerar el espiral de deuda.

La estrategia de volver a los mercados internacionales fue originaria de los gobiernos kirchneristas. El acuerdo con el FMI y el Club de París, el pago al Ciadi, el reconocimiento de los tribunales extranjeros renunciando a la soberanía y los canjes de 2005 y 2010 sólo tuvieron ese objetivo, junto con el pago de más de U$S 225.000 millones ejecutado por los gobiernos kirchneristas, a costa de atacar las condiciones de vida del pueblo trabajador.

Así también, el pago a los fondos buitre en mayo de 2016 sólo fue posible gracias a la votación positiva del peronismo en el Senado, lo que le dio al país un enorme salto en el volumen de deuda y posibilitó el camino hacia la mayor cantidad de colocaciones en el exterior.

La “batalla cultural” que brinda la administración actual, y que también se escucha desde los ex funcionarios del kirchnerismo, es convencer que la deuda pública no es mala. Que, por el contrario, es un instrumento que, bien utilizado, puede ayudar a sentar las bases del crecimiento económico. Sin embargo, la experiencia histórica demuestra en dónde termina este espiral de endeudamiento, no sólo con una mayor presión desde los gobiernos a descargar el ajuste sobre el pueblo trabajador, sino a fortalecer las bases dependientes y atrasadas de la economía del país. (LID)

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar