Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

CAMPAÑA ANTISINDICAL: La "mafia" de los lavadores de dinero contra la "mafia" sindical

En los últimos días los medios repiten hasta el hastío las imágenes de Marcelo Balcedo del SOEME, detenido en una lujosa propiedad con autos de colección, y de Humberto Monteros de la UOCRA Bahía Blanca, con más de 5 millones de pesos en cash en su casa. Se suman las amenazas judiciales a Víctor Santa María y Pablo Moyano. Sindicalistas millonarios que gozan de grandes privilegios acosados por el gobierno de los grandes empresarios fugadores de divisas y lavadores de dinero.

12 de enero| Facundo Aguirre |

La mafia sindical es el enemigo señalado por el gobierno, que, según su discurso, junto a la mafia de los abogados laboralistas, extorsionan e impiden la libre explotación de la fuerza de trabajo por parte de los empresarios. Esta ofensiva de la derecha argentina contra el sindicalismo peronista es motorizada por el rencor del fracaso de la reforma laboral y la necesidad de disciplinamiento de los líderes sindicales para hacer posible pasar un ajuste contra los trabajadores.

No es casualidad que haya sido el ultramenemista Luis Barrionuevo quien salió a cruzar la cacería mediática del Poder Ejecutivo contra los hombres del sindicalismo peronista. "Nadie orina agua bendita. No hay que generalizar para desviar la atención sobre algunos temas. A los sindicatos los atacaron los militares, (Raúl) Alfonsín, y (Fernando) De la Rúa y no terminaron su mandato".

El dardo envenenado del gastronómico, la amenaza velada que destacan los medios, es bien concreta. Es un justo recordatorio al macrismo, por parte de dirigentes que solían brindarles diligentemente sus servicios, sobre que en gran medida todas las medidas de ajuste obtenidas en los dos últimos años se debieron a la complicidad de la burocracia sindical. La otra pata que permitió el avance del macrismo fue el peronismo, que además de la reforma previsional ha dado su apoyo a decenas de leyes fundamentales para que Cambiemos avance sobre la clase trabajadora.

"No pisen la cola del león" significa que ellos siguen teniendo el poder de los sindicatos y por ende de contención de la clase trabajadora. Una clase trabajadora que superó ampliamente la timorata convocatoria de la CGT en las jornadas de movilización callejera del 14 y el 18 de diciembre del año pasado. Esa lectura pareciera ser la que hace el gobierno, convencido de que los dirigentes burocráticos boicotean la reforma laboral en lugar de jugar su papel de contención de la lucha de clases.

La realidad es que la fuerza de los burócratas sindicales es tan prestada como la del mismo macrismo para avanzar por sus propios medios. Dependen de su capacidad de mantener el control férreo del aparato de los sindicatos para usarlos en el disciplinamiento y fragmentación de los trabajadores. Porque al igual que los empresarios, le temen como a la peste a la movilización de sus bases. Es decir que la cola del león son los trabajadores y no sus representantes sindicales.

La derecha empresaria en el poder esta empecinada en hacer hocicar a los burócratas sindicales a sabiendas de que su actual estado de parálisis y división generan un escenario de incertidumbre para las grandes patronales y los propios planes del oficialismo. Macri los quiere hacer capitular de a uno, ante la carencia de un interlocutor válido. Obviamente Hugo Moyano es el “pez gordo” que mueve el amperímetro de la CGT hacia el enfriamiento de las relaciones con el gobierno. Pero la estrategia del gobierno hace que los burócratas sindicales tiendan a hacer causa común con espíritu de cuerpo.

Los burócratas desearían no ver peligrar el dinero de las obras sociales ni sus negocios. Pero el instinto de preservación de los dirigentes sindicales peronistas los lleva a no inmolarse en pos de una reforma antipopular en medio de la emergencia de un movimiento obrero que da muestras de vitalidad para resistir el ajuste.

El flanco elegido por Cambiemos para golpear contra los dirigentes sindicales es el que genera mayor rechazó social. En la Argentina la dirigencia sindical que supo forjarse como "columna vertebral" del peronismo, es una casta de burócratas millonarios y privilegiados ajenos a cualquier realidad de los trabajadores que dicen representar. Líderes que ahogan -mediante el matonaje y la connivencia con las patronales de las cuales suelen ser socias de negocios- toda vida democrática en las organizaciones de los trabajadores. Sus privilegios de casta y su estilo gangsteril es el que permite asociar a los burócratas sindicales con las mafias pesadas del hampa.

La burocracia sindical nucleada en la CGT es también una institución política que no ha hecho la más mínima renovación, ni siquiera después de la rebelión popular de diciembre del 2001. Se ha mantenido enquistada en sus sillones generando un enorme repudio social. Con la colaboración de estos representantes la política patronal mantiene las organizaciones de trabajadores a su servicio.

La ofensiva antisindical del macrismo es parte de un programa más general de ataque a los sindicatos como organizaciones de los trabajadores por parte de una mafia capitalista de fugadores de capitales y lavadores de dinero. La burocracia de los sindicatos, completamente ajena a la vida y necesidades reales de la clase trabajadora, se defiende a su manera porque solo defiende sus privilegios; y al hacerlo va destruyendo las organizaciones de los trabajadores.

La unidad de los trabajadores y sus organizaciones en la lucha de clases solo puede ser total mediante el pleno ejercicio de la democracia sindical, expulsando a los burócratas de sus sillones.

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar