Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

Impuesto a la riqueza: otro empresario favorecido por la Justicia

Por segunda vez en los últimos días, la justicia falló a favor de un empresario alcanzado por el Impuesto a la riqueza. Aunque insuficiente para hacer frente a las urgentes necesidades sociales en pandemia, esta medida despierta el rechazo de los millonarios.

25 de marzo

El juzgado número 8 de la Ciudad de Buenos Aires, le concedió una medida cautelar a Nicolás José Mc Loughlin, un empresario que accedió a la justicia para evitar el pago del impuesto a la riqueza. La ley fue impulsada por el Gobierno Nacional para paliar la crisis económica que profundizó la pandemia y alcanza a las personas con patrimonios superiores a los 200 millones de pesos a valor fiscal.

Mc Loughlin considera que se trata de una medida que “afecta su derecho a la propiedad” y que “no se trata de un aporte voluntario sino de un impuesto que es confiscatorio”. El especialista en impuestos Horacio Cardozo calificó a esta medida como parte de la “excesiva voracidad fiscal que se da en todos los planos del Estado”.

El proyecto, aprobado en diciembre de 2020, tardó más de ocho meses en tratarse a pesar de la necesidad de los recursos. Como denunció la izquierda, casi el 50 % de lo que se recaudará estará destinado a subsidiar el fracking de la actividad petrolera y a sectores empresarios. Aunque insuficiente y con beneficios exclusivos para otros empresarios petroleros, la medida despertó el repudio de los empresarios del campo, uno de los nichos de mercado que más negocios ha hecho en la Argentina.

Hace poco una medida judicial similar defendía a Gustavo Grobocopatel, la cara visible de Los Grobo, un grupo económico dedicado a la provisión de servicios para la producción y exportación agroindustrial. Ayer un juez federal de Bell Ville (Córdoba) rechazó la cautelar presentada por el empresario rural José Luis Prado Lardizábal por la misma carga.

Nicolás José Mc Loughlin es el Gerente de E-commerce, una empresa que forma parte del Grupo International Trade Logistics (ITL), un grupo de compañías que ofrece servicios de logística a la industria, particularmente a la industria que explota el mercado de exportación, que beneficia –oh casualidad- al campo. Según la página oficial de la empresa, e-COMMERCE ofrece servicios “que favorecen el crecimiento sostenido de forma rentable”. La ecuación es clara: empresarios, abogados y jueces se apoyan en la justicia para impedir un impuesto que afectaría, aunque mínimamente, sus negocios millonarios.

No es extraño que desde el campo rechacen cualquier medida que toque -aunque mínimamente- su bolsillo: los rechazos a las retenciones son parte del mismo historial. Y los intentos por cuidar los millones en el caso de Mc Loughlin vienen de familia. Nicolás José Mc Loughlin es hijo de José Alfredo Mc Loughlin: fue el gerente del banco JP Morgan en Argentina, ex secretario de Finanzas de Roberto Lavagna y aparece en la lista de personas que enviaron divisas al extranjero. En una investigación realizada por el Doctor en Desarrollo Económico Leandro M. Bona se registra la fuga al extranjero de 27, 3 millones de dólares. [1]

Como evalúan varios diarios, la decisión de la justicia se convierte en un antecedente que podría despertar un “efecto catarata”: que otros millonarios acudan a la justicia para defender sus fortunas. Iván Sasovsky, otro especialista en impuestos dijo que la medida judicial se constituye “casi como un faro para todos aquellos que ven lesionados sus derechos y quieren defenderse”. Aunque sea una cautelar por tres meses –y por lo tanto con un alcance limitado–, preeven que se replicará en otros juzgados.

Pero este intento por evadir el impuesto a la riqueza no empezó ahora. Cientos de millonarios comenzaron a realizar lo que la AFIP llamó “ardides evasivos” y “variaciones patrimoniales” durante los 180 días previos a la entrada de vigencia de la Ley, lo que en criollo llamaríamos maniobras de los ricos para no perder ni un céntimo de sus fortunas.

Lo que no dicen los medios, es que estas medidas judiciales sientan otro antecedente, que ya conocemos y no beneficia en nada al pueblo trabajador: una vez más, la justicia hace uso de sus propios privilegios para cuidar los privilegios de los ricos. El capital y la justicia, un solo corazón.

Si bien el Gobierno Nacional presentó este impuesto como una gran política de recaudación, lo cierto es que esta ley afectaría a una ínfima minoría de súper ricos y solo por única vez. Además, hay que mirar la foto completa: en lo que va de gestión, la crisis social se agravó y las principales medidas beneficiaron ampliamente a las empresas: rebaja de retenciones a los sojeros y mineras, subsidios a empresas que se endeudaron de forma especulativa bajo el macrismo, un recorte a las jubilaciones calculado en $72,000 millones, y el retiro de la IFE a 9 millones de familias que perdieron sus ingresos. (LID) Por Luján Calderaro

[1] Bona, Leandro La fuga de capitales en la Argentina: sus transformaciones, alcances y protagonistas desde 1976. Documento de trabajo nº 24 del Área de Economía y Tecnología de la FLACSO / Leandro M. Bona.- 1ª ed.- Ciudad Autónoma de Buenos Aires: Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales - FLACSO, 2018.

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar