Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

RELATO “M” Juicios laborales: especialistas les responden a Triaca y a Macri

LID consultó a Luis Campos, Javier Lindenboim, Jorge Duarte y Ezequiel Orlando para conocer los verdaderos motivos del ataque del gobierno a los derechos laborales.

24 de junio| Lucía Ruiz/Economista |

A pocos días de conocerse públicamente los datos de desempleo y de mercado de trabajo que elabora el INDEC, y que arrojaron un 9,2% de desocupación, el presidente Mauricio Macri se refirió a la “mafia de los juicios laborales” como una de las una de las principales lacras que afectan a las empresas y “destruye la generación de empleo futuro”. Ayer, el ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Jorge Triaca, avaló este relato señalando que "la industria del juicio es una de las principales causas de la involución de Argentina".

cuatro especialistas en mercado laboral y derechos del trabajo opinan sobre el estado de los juicios laborales y los planes de reforma legislativa en los que el gobierno podría intentar avanzar en los próximos meses.

¿Por qué el gobierno está lanzando ahora una campaña contra la "mafia de los juicios laborales"?

“No es la primera vez que el Gobierno habla de una supuesta ´mafia de los juicios laborales´ o de su prima hermana ´industria del juicio´. Tampoco es el primer gobierno que lo hace”, comienza aclarando Luis Campos, coordinador del Observatorio del Derecho Social de CTA autónoma. “En cuanto la existencia de una ´mafia´ o ´industria´ de los juicios laborales, no existe ninguna evidencia que muestre que ello es así.”

“En efecto, el principal argumento que se utiliza desde el gobierno y desde los empleadores es el crecimiento objetivo que están teniendo las demandas en los tribunales laborales. Sin embargo, ello no se debe a ningún invento de los trabajadores o sus abogados, sino a que, en situaciones de crisis, los juicios laborales tienden a incrementarse por el solo hecho del crecimiento de los despidos y, en términos más generales, de un aumento de los incumplimientos patronales en materia de legislación laboral” sentencia Luis Campos.

Jorge Duarte, Jefe de redacción del portal Info Gremiales apunta que “lo que está haciendo el gobierno es disciplinar a la justicia y al sector que una visión más alejada tiene de una visión de más libre mercado de sus jueces laborales para no encontrar obstáculos en su plan de un mercado laboral con condiciones más frágiles para los trabajadores. Evidentemente hubo una serie de fallos de la justicia que fueron en contra de las decisiones de política económica de cambiemos y están tratando de minimizar ese impacto”.

Por su parte, el economista y periodista Ezequiel Orlando agrega que hablar de “la mafia de los juicios laborales” “es una muy buena manera de distraer, primero que nada. Distraer la atención sobre los grandes problemas de las empresas hoy día y hacer creer que el juicio laboral es la razón por la que cierran empresas todos los días y se despiden trabajadores todos los días. Y no los problemas estructurales que tiene la industria, los problemas de costos, la alta inflación, la importación de países con mano de obra semi-esclava”. “De esta manera le pueden poner una cara a todos los males que tiene la economía hoy, un enemigo…”.

Luis Campos comparte parcialmente esta apreciación y considera que no existen razones materiales para sostener la existencia de una "mafia" o "industria" del juicio, sino que se trata de una nueva avanzada en el plano ideológico - discursivo.

“Aquí podemos citar dos explicaciones complementarias. La primera es que el Gobierno necesita atribuir a alguien las responsabilidades por la debilidad que presenta el mercado de trabajo en materia de creación de empleo (…) La segunda explicación es que desde el Gobierno se busca preparar el terreno para la implementación de reformas laborales en perjuicio de los derechos de los trabajadores (…)” señala el abogado e investigador, como puede leerse en su columna.

¿Cuáles son los próximos pasos concretos que dará el gobierno en materia de reforma laboral?

“Todo indica que los próximos pasos del gobierno en el mercado laboral tienden a un proceso de liberalización de las fuerzas. Por supuesto esto implica muy probablemente buscar un retroceso de los derechos adquiridos de los trabajadores y un plan como el que ya se lanzó de flexibilización por sector pero quizás también con algún contenido centralizado, algún plan parecido a lo que se gestó en los ´90” apunta Jorge Duarte.

“Piensan realizar una embestida muy grande contra los trabajadores y esta es la forma que tienen para ponerse a la opinión pública de su lado” resume Ezequiel Orlando".

Javier Lindenboim, profesor e investigador de la Universidad de Buenos Aires y director del Centro de Estudios sobre Población, Empleo y Desarrollo (CEPED), considera que “es difícil imaginar -en cualquier circunstancia- cuáles pueden ser los pasos futuros de una gestión gubernamental. Ya al comenzar este año se anunció el equívoco de buscar la reducción del "costo salarial" pensando en los diversos aportes patronales legislados hasta ahora. Eso ya dio muestras de ineficacia y en los noventa la reducción de los aportes destinados a la seguridad social ayudó fuertemente a la generación del déficit fiscal y el desfinanciamiento previsional. No está claro que vayan a reiterar esa tesitura que no sirvió para mejorar el empleo”.

En este sentido el economista Ezequiel Orlando afirma que “el gobierno está redactando una reforma del Código de Seguridad Social completo, va a mandar un anteproyecto de ley al Congreso en el año próximo. Y de la misma manera tiene pensado realizar cambios en todo el código laboral. De esta manera quieren abrir la cancha para poder hacerlo, poniéndole la opinión pública de su lado. Intentan hacerles creer a los mismos trabajadores que los cambios que van a hacer van a beneficiarlos con una reducción de tiempos en los litigios y además instalando públicamente que un trabajador no puede cobrar lo que cobra cuando la empresa no tiene medidas de seguridad adecuada, o realiza un despido arbitrario. Poniendo al trabajador en el lugar del enemigo y al empresariado como el innovador y emprendedor”.

Luis Campos afirma que “intentan establecer en todo el país mecanismos obligatorios de conciliación previa similares al SECLO en la justicia de la Ciudad de Buenos Aires, mecanismos que, en la práctica, solo generan que los trabajadores se enfrenten al dilema de renunciar a una parte de lo que les corresponde a cambio de no esperar los varios años que lleva un proceso judicial”.

“Un segundo aspecto sobre el que el Gobierno Nacional y los empleadores han insistido recurrentemente en los últimos meses es la reducción de las cargas patronales que permiten sostener el sistema de seguridad social. Seguramente ello formará parte del paquete de reformas impositivas que ha anunciado para después de las elecciones el Ministro de Hacienda Nicolás Dujovne. En forma complementaria a esta cuestión, tampoco deben descartarse intentos de modificar el sistema de jubilaciones y pensiones (…)”.

“Finalmente, otro caballito de batalla del Gobierno Nacional y los empleadores será el reclamo por incrementar la productividad, por más que en realidad aquí se esconda un intento de incrementar la intensificación en el desgaste de la fuerza de trabajo” concluye Campos.

Estos podrían ser los posibles caminos con los que el gobierno se propone avanzar en materia de legislación laboral como garantías al empresariado para intensificar la explotación sobre el trabajo, una vez transcurridos los comicios. En este marco, Triaca no se privó ayer de autofelicitarse por el cierre de paritarias que, según su diagnóstico, ya alcanzó al 85% de las negociaciones paritarias con una pauta de entre "21 y 21,5 %" y “sin mayores complicaciones”.

Trabajo cumplido para asegurarse, por un lado, un escenario tranquilo para el gobierno de cara a las elecciones, y por otra parte, paritarias por debajo de la inflación como reclama el empresariado. Y así pretende mantenerlo el resto del año: “el Gobierno no ve un escenario donde haya una variación significativa para rediscutir los aumentos salariales”, agregó el ministro.

Es necesario para los trabajadores apostar a la organización desde las bases y la exigencia a las cúpulas sindicales de un plan de lucha para romper el límite salarial impuesto en las paritarias, que deteriora los ingresos reales, y pelear profundamente por tirar debajo de una vez por todas el plan de ajuste del gobierno macrista.

Este combo de ajuste comprende despidos como en PepsiCo y muchas otras fabricas como parte del ajuste por "mano propia" de las patronales para atacar la organización gremial y las conquistas. Para enfrentar los planes de los empresarios y el gobierno de los CEOS, es importante el fortalecimiento de un proyecto político de independencia de clase como propone el Frente de Izquierda.

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar