Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

Inflación y salarios: ¿de cuánto debería ser un bono para recuperar lo perdido?

El gobierno está negociando con la CGT un bono para los asalariados en blanco del sector privado por $ 5.000, pero no compensaría la pérdida tras la devaluación pos PASO. La inflación anual no baja de 54 % y supera la mayoría de las paritarias rondan el 25-30 %.

11 de septiembre| Lucía Ruiz |

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, aseguró en un programa radial este martes por la tarde que el gobierno está negociando con la CGT un bono salarial obligatorio para los trabajadores del sector privado, que podría rondar los $ 5.000 con pago único. Ese es el monto que recibieron los trabajadores estatales como medida "paliativa" luego de la fuerte devaluación del peso tras las PASO, que aceleró la inflación.

Dicho valor del bono en negociación para los privados se terminaría de definir tras la publicación del dato de inflación de agosto, que se informará el jueves próximo por el Indec. "Quedamos en mirar el índice de inflación del jueves, volver a sentarnos para evaluar la mejor metodología, pero tomamos como referencia el bono que se le dio a los estatales, de $ 5.000, trabajamos sobre eso", afirmó Sica en diálogo con radio La Red.

Si bien se trataría de una bonificación necesaria para los trabajadores privados, es de señalar que sólo cubrirá al sector formalizado, dejando por fuera a la gran masa de no registrados, que actualmente representan al 35 % de los asalariados.

Aún sin ninguna confirmación oficial, un bono de $ 5.000 por única vez, tal como ocurrió con los estatales, no logra compensar la brutal pérdida de poder adquisitivo que están teniendo los trabajadores. Ni los salarios nominales se crecieron tanto ni la inflación bajó en el primer semestre de 2019, como señaló el especialista Luis Campos a este medio.

Una estimación propia de la pérdida de poder adquisitivo, en base a cifras oficiales de la Secretaría de Trabajo y el índice de salario del Indec, muestra que en los primeros 6 meses del año (hasta junio) los salarios privados registrados se mantuvieron totalmente estancados, sin ninguna recuperación del poder adquisitivo luego de la brutal caída del año 2018.

Pero con el impacto de la devaluación del 30 % y su traslado a precios en los meses venideros hasta fin de año, en los que se estima que de mínima la inflación anual será de 55 % hacia diciembre, la pérdida de poder adquisitivo para el sector registrado podría rondar un 6,5 % sólo considerando el año 2019.

La pérdida consecuente de ingresos, mes a mes, sería equivalente a unos $ 10.300 pesos, especialmente concentrados en los meses de agosto a diciembre. Esta estimación refiere sólo al caso de los trabajadores formales, siendo que lo recurrente es que los informales vean deteriorarse su salario en mayor medida.

De este modo, un cálculo aproximado del valor de un bono que compense el saqueo a los salarios por la devaluación con un dólar próximo a $ 60, si no hay nuevas turbulencias o corridas contra el peso, indican que el bono promedio para los trabajadores privados debería estar en torno a los $ 10.000.

Pero si a ello se agrega que durante 2018 la pérdida de salario real de los asalariados privados fue de un 8 %, y que el mismo no sólo no se recuperó en 2019 sino que terminaría el año con mayor deterioro, concluye un escenario difícil para los trabajadores del país. De conjunto, la pérdida entre ambos años podría alcanzar el 15 %.

En otras palabras, si a diciembre de 2017 un salario promedio del sector formal era de $ 26.472, a diciembre de 2019 el poder de compra va a equivaler aproximadamente a $ 22.615 de aquel período (de no mediar, desde ya, muchas modificaciones del escenario macroeconómico).

Las direcciones sindicales ya aceptaron un incremento pírrico del salario mínimo, a tan sólo $ 16.875, sin siquiera convocar a un paro o una movilización. También dejaron pasar el saqueo de la devaluación post PASO que impusieron los mercados. La medida más urgente es la exigencia por un incremento salarial de emergencia, que recupere mínimamente el poder adquisitivo y retrotraiga los salarios a la situación previa a 2018.

En la situación actual, desde que Macri asumió al gobierno, los salarios reales tuvieron una caída promedio de 20 %, según estimaciones del Observatorio del Derecho Social de CTA Autónoma.

La inflación de agosto se habría ubicado en 4,3 % según el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) dependiente de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET). De esta forma habría subido 2,1 puntos porcentuales por encima de julio, cuando cerró en 2,2 % según el Indec.

Para la consultora Elypsis la inflación de agosto fue del 4,2 %. Con estos valores, la inflación acumulada en los primeros 8 meses del año rondaría el 30 %, y significaría un incremento anual de 54 %. El dato oficial relevado por el Indec será dado a conocer este jueves, en su publicación habitual de cada mes. (LID)

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar