Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

Industriales Pyme afirman ser los perdedores del modelo macrista

Las pequeñas y medianas empresas manufactureras realizaron un balance de su sector y solicitaron al Gobierno medidas para mejorar su situación económica. Indicaron que la actividad industrial se desmoronó más del 85% en los últimos dos años y que 21 de 24 sectores fabriles mostraron datos negativos

27 de abril

La primera consecuencia de la primera etapa post reformas económicas del Gobierno marcó una división entre ganadores y perdedores por ramas de distintas actividades económicas, que dejó a los sectores de servicios y comercio con números positivos de acuerdo a la variación entre 2015 y 2017, mientras que la actividad industrial -a excepción de tres rubros- quedó relegada a la contracción, resumió un informe de Industriales Pymes Argentinos (IPA).

Así, los datos oficiales muestran caídas marginales de 1% hasta derrumbes del 16% promedio en el sector fabril, mientras que por otro lado se observan crecimientos del 4,5% promedio para los servicios, energía y transportes.

"La actividad industrial se contrajo más del 85% en los últimos dos años, lo que explicó que 21 de los 24 sectores fabriles mostraron producción negativa en comparación con 2015", afirmó Daniel Rosato, presidente del IPA.

Este golpe en las manufacturas, según los Industriales Pymes Argentinos, se produjo por "problemas de competitividad provocados por la presión impositiva, el restringido y encarecido financiamiento, los incrementos tarifarios y el deficiente servicio de la energía, los embargos por parte de organismos estatales, y las importaciones de productos terminados".

Por lo que afirmaron que este escenario generó la multiplicación de "empresas con pedidos de Planes Preventivos de Crisis y solicitudes de RePros, conflictos en el empleo, y el traslado a la informalidad de trabajadores y ventas, entre algunas de las consecuencias que experimentaron las fábricas ante la caída del mercado interno y la falta de capacidad exportadora que impide balancear el déficit comercial actual".

Incluso, criticaron la falta de medidas claras por parte del Gobierno para poder solucionar sus problemas, como por ejemplo sostuvieron tener una de las tarifas energéticas mayoristas más altas de toda Latinoamérica y, a la vez, se quejaron de que los subsidios de gas y electricidad para la industria son uno de los más bajos de la región.

Por otra parte, afirmaron que entre los ganadores del modelo macrista se encuentran "servicios como el transporte y las comunicaciones, la enseñanza privada, restaurantes y bares, actividades inmobiliarias, e intermediación financieras, entre otros tantos rubros que oscilan entre el 0,1% al 14,2%".

En ese cuadro también agregaron la fabricación de maquinaria y equipo (7,5%); los productos elaborados de metal (excepto maquinaria agrícola), con una expansión del 6%; y la fabricación de metales comunes, con un 3,7 por ciento.

Industria en rojo

Por el lado de los 24 sectores que integran la actividad manufacturera argentina, desde el IPA informaron que 21 tuvieron performance negativa en la variación consolidada entre 2015 y 2017, y apenas tres lograron mejoras en la comparación.

Entre los perdedores que se ubican por encima de los dos dígitos de caída se encuentran los productores de tabaco (-13%), curtidores (-16,2%), textiles (16,6%), y los fabricantes de maquinaria de oficina, contabilidad e informática (-39,5%).

"Y si bien la fabricación de instrumentos médicos, ópticos y de precisión mostro un 9,3% negativo, se ubicó en el grupo de 10 ramas que están en emergencia", acotaron.

Con estas estadísticas surgidas desde el INDEC, "la industria manufacturera se ubicó en el segmento de los perdedores en la variación de la actividad económica en los últimos dos años, con ramas en franco declive, como sucede con el rubro alimenticio que a pesar de la híper competitividad sectorial mostró una caída del 2,1%".

De hecho, se mencionó a la prensa que esta crisis en el sector se reflejó en la situación actual de grandes referentes como Arcor y Molinos Río de la Plata.

Ante este cuadro de situación, "el IPA propuso abordar una agenda con Ejes para la Sustentabilidad Pyme Industrial con el objetivo de proteger a las fábricas que generan el 98% de la riqueza que proviene de la manufactura argentina, y que es responsable de la mayor porción de empleados que existe en las fábricas" nacionales, indicó Rosato.

Este representante reclamó priorizar el diálogo para "desandar en el corto plazo la presión impositiva record que existe en el país; diseñar la estrategia del Comercio Exterior ante la guerra comercial que se desató entre las grandes potencias mundiales y poner al sistema financiero al servicio del desarrollo industrial".

También solicitó fomentar una política energética destinada a las Pymes, "deshacer la trampa de los embargos a la producción y atender los casos de crisis que afectan al empleo".

"El mundo está en pleno proceso de cambio y es necesario que todos los actores involucrados hagamos un aporte para beneficiarnos de este momento clave en la historia del mundo y del país. Todos, sin ambiciones personales, debemos pensar en una Argentina industrial con herramientas que se apliquen y que, a la vez, sirvan al largo plazo. Cambiar no significa retroceder ni haberle torcido el brazo a alguien. Significa crecer", afirmó Rosato.

El líder industrial destacó que los ocho puntos que integran los Ejes para la Sustentabilidad de Pyme Industrial son una base del debate con la que el IPA convocará a todas las entidades, incluída la Unión Industrial Argentina (UIA), a debatir con el objetivo de promover acciones conjuntas.

"Todas ellas están interrelacionadas, como una telaraña del desarrollo", aclararon.

Además los Industriales Pymes Argentinos realizaron consideraciones de cada una de las áreas clave que conforman su reclamo:

Impuestos

En temas impositivos, si bien comparte las preocupaciones generales por la multiplicación de imposiciones, el IPA destacó medidas de solución "sencilla" para lograr resultados "imprescindibles" para las Pymes, como la desburocratización del Certificado Pyme a partir de un sistema automático aplicado por la AFIP que "le permita a las industrias ser parte de los beneficios por estar en esta categoría, sin tener que realizar trámites que generan altos costos y complican la administración".

Además, pidieron revisar los intereses a los que catalogaron de confiscatorios porque afirman tener una tasa de interés del 35% anual, "cuando el Banco Central aplica el 22%, en donde allí cumple la función de resarcitorios en relación a la inflación. Más daño aún generan los intereses punitorios, que llegan al 48% anual".

También sumaron el conflicto que se genera a partir de los embargos, que se inician con una "intimación automática de la cual las firmas nunca se anotician, y que se hace realidad cuando un abogado de la AFIP ejecuta la inhibición de cuentas".

Por lo tanto, la propuesta acercada por el IPA es "congelar los embargos hasta los 6 meses de la mora, con un preaviso judicial".

Comercio Exterior Asimismo los industriales se vieron preocupados por las importaciones y propusieron aplicarles un impuesto cercano al 15% a la llegada desde el exterior de bienes de capital que ya se fabrican en el país.

Con lo recaudado por este gravámen, esta entidad que agrupa a los industriales propuso que se destine a financiar a las pequeñas y medianas empresas para que puedan exportar.

"Para contener la presión importadora ante un mundo que se convirtió en vendedor, la administración del comercio deberá alinearse con las medidas que tomaron los países centrales, que desde 2014 hasta la actualidad incrementaron en casi 10.000 las medidas no arancelarias para regular el comercio mundial de bienes", justificó Rosato.

Según datos de la OMC difundidos por esta agrupación, en 2017 se alcanzaron 48.095 medidas proteccionistas (85% de ellas en forma de reglamentos técnicos o normas destinadas a la protección de la salud) en todo el mundo, lo que significó un salto de 3.973 (+9%) en comparación interanual.

A la vez recordaron que el ranking de aquellos que "cuidan su producción local" lo encabeza Estados Unidos (5.356), seguido por China (2.771) y la Unión Europea (2.106).

Financiamiento Además, desde el IPA recalcaron el alto costo financiero que afrontan las Pymes nacionales, "que se lleva el 14% del costo de un producto a la venta directa, en el mejor de los casos".

"Con una referencia del Banco Central establecida en el 29%, las empresas llegan a negociar sus cheques en ’cuevas’ financieras con sobrecostos del 50%, lo que provoca una pérdida de competitividad incalculable", sentenció Rosato.

Energía

Finalmente, concluyeron desde la entidad que agrupa a pymes industriales que "la combinación de tarifas altas con deficiencia energética se convirtió en el principal problema para la producción nacional, que debe enfrentar los nuevos costos con un funcionamiento parcial de las fábricas afectadas por cortes totales o micro cortes que retrasan la producción, e incluso provocan rotura de la maquinaria instalada, con reparaciones millonarias que deben afrontar como un ítem más entre los costos". (IProfesional)

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar