Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

Están los que siguen ganando, los mismos de siempre

7 de julio

En este año, en estos seis largos meses que van del 2020, el valor de su empresa creció el 76%. En gran parte le dió una ayuda el efecto de la cuarentena y la crisis del Covid-19.

Basicamente la ganancia de Mercado Libre se construyó en base a ser un intermediario, y en Argentina, al transformarse en un monopolio, cobrando una comisión abusiva. Cómo vimos que ahora están haciendo las empresas como Rappi o Pedidos Ya.

¿Pero saben qué? El pobre hombre desde hace años venía llorando por los impuestos, y logró que se los bajen. Y eso que había pasado años pagando el 30% menos de impuestos a las ganancias por un encuadre trucho, bajo la llamada “ley de software”.

Bueno, la semana pasada Diputados aprobó la ley de "Economía del conocimiento" por la que podría pagar un 70% menos de contribuciones patronales y otros beneficios.

Se votó por unanimidad. Sólo con los votos en contra de Nicolás del Caño y Romina del Plá.

¿Te cuento de otros que van ganando?

Los lobos de Wall Street que con la nueva propuesta de deuda se embolsarán entre U$S 10 mil y U$S 15 mil millones más de lo que le ofrecían en abril. Si hasta el responsable del bono a cien años y el endeudamiento serial macrista, Luis Caputto, y el ministro de Economía de Menem y De La Rúa calificaron de “buena y aceptable” la propuesta del gobierno.

Es como si Bolsonaro dijera que le parecen correctas las medidas sanitarias que se están tomando.

¿Pero ustedes creen que son una excepción? No.

Este domingo Fernando Rosso, en una editorial que recomiendo mucho, nos contaba que el año pasado obtuvieron una utilidad neta de $ 314.000 millones, lo que es un 51% más que el año anterior.

Y a los bancos el 2020 también les sienta bien. En abril de este año quintuplicaron sus ganancias respecto de marzo.

Y marca un detalle a tener en cuenta: si se llegase a retomar el anestesiado proyecto de impuesto a la riqueza, no los afectaría porque va a recaer sobre personas físicas, no jurídicas, así que ahí no entrarían ni bancos, ni energéticas, ni cerealeras.

Sumo algo a esto: los más optimistas hablan de que con ese impuesto se podrían llegar a recaudar (si alguna vez existe) unos U$S 3.000 millones, menos de un tercio de lo que los buitres avanzaron en la negociación de estos meses.

Estos grandes empresarios tampoco paran de ganar ni en pandemia.
Mientras a los ganadores de siempre le bajan impuestos y le mejoran las ofertas a los buitres, el 70% de los argentinos gana menos de $19.800 mensuales y una familia tipo necesitó en mayo $43.080 para no caer en la pobreza. ¿Qué significa? Que aunque en muchas familias trabajen dos personas, pueden seguir bajo la línea de pobreza.

Todo esto se va expresando en un crecimiento de la desigualdad. Hoy el 10% más rico de la población se queda con el 32,4% del total de ingresos, mientras que el 10% más pobre representa apenas el 1,4% del ingreso total.

El fin de semana horacio Verbitsky relató el encuentro (o el crush) de Maximo Kirchner y Sergio Massa con el banquero Jorge Brito, el constructor Dragonetti (que pasó unos días encerrado por el caso de las fotocopias de los cuadernos), los empresarios Marcos Bulgheroni y Marcelo Mindlin del sector energía, y Miguel Acevedo que tiene su actividad fuerte cultivando, procesando y exportando soja y otras semillas.

Parece que a estas charlas de acercamiento se sumaría Paolo Rocca. El mismo staff de empresarios nacionales que vienen siendo parte de la decadencia nacional desde hace décadas.

La idea es la de misma con la que viene insistiendo Fernandez: que de esta crisis salimos de la mano de estos empresarios nacionales que supuestamente apuestan al desarrollo de la Argentina.

Pero si son los mismos que despiden, bajan sueldos, y no cumplen ni los protocolos para cuidar la vida de las y los trabajadores. Son los que están unidos por uno y mil lazos a los buitres, a los grandes bancos por donde fugan sus capitales.

Este cuento ya lo contaron. Recordé justamente una de las entrevistas que Fernando Rosso le hizo a Verbitsky y hablando del último gobierno de Cristina decía sobre este empresariado.

Si sus intereses tiene poco que ver con los del pueblo argentino el tema es por qué siguen siendo los beneficiados de siempre, por qué se recortan las jubilaciones mientras le bajan los impuestos a los Galperín, o se le dan premios a las energéticas.

Esa idea de la alianza entre empresarios y trabajadores, vuelve a ser solo un cuentito porque lo que siguen primando son sus ganancias.

Si queremos pensar que nuestras vidas tienen que estar por delante hay que dejar de fumar el cuentito de la buena pipa y organizarse. (LID) Por Patricio del Corro

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar