Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

Argentina, de frontera a emergente: festejos, advertencias y un voto de confianza para el Gobierno de Macri

La promoción de categoría que tuvo Argentina, desde "economía de frontera" a "mercado emergente" es un alivio para el Gobierno, que lo festejó como una señal de confianza del mercado global. Y es celebrada como una oportunidad de negocios para la City, que ya ve subir los precios de los activos

21 de junio| Leandro Gabin |

Tuvo un final incierto si bien 24 horas antes los bancos de Wall Street le asignaban al menos 60% de posibilidad. El tan mentado ascenso de la Argentina al universo de los mercados emergentes, al menos en lo que tiene que ver con las acciones, es ahora una realidad.

La decisión que tomó la compañía MSCI (que hace tiempo nada tiene que ver con el banco Morgan Stanley) es la primera buena noticia que obtiene el Gobierno de Mauricio Macri por parte de la comunidad inversora después del salvataje del Fondo Monetario Internacional. En las horas previas a conocerse el desenlace siguieron castigados los papeles locales y los bonos, que están transitando un año flojísimo con caídas de hasta el 35% en dólares y un riesgo país que trepa 60%.

Claro que la crisis financiera que atraviesa el Gobierno, y que podría empezar a dejar atrás luego de conocerse esta noticia, sepultó los precios de los activos. Ahora, para los optimistas, se abre un camino nuevo que podría potenciar no sólo una recuperación del mercado accionario al menos en el corto plazo, sino quizás un cambio de tendencia del humor de los inversores con la Argentina.

Después de todo, fue un voto de confianza en medio de la sequía reinante.

"Salimos de emergentes en 2009 por malas políticas que generaron aislamiento y estancamiento. Volvemos porque, desde el año 2015, el equipo del Presidente Macri muestra responsabilidad, coherencia y respeto a las reglas. Ser emergentes va a darnos acceso a capital más barato y por ende, más inversión, más crecimiento y más empleo para todos los argentinos", dijo el ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne.

Un ascenso con advertencias Más allá del triunfalismo oficial, el comunicado del MSCI no fue tan generoso. De hecho, deja la puerta abierta a rever su decisión en caso de que el Gobierno reinstaure controles de capitales o de divisas (cepo, por ejemplo) debido a las tensiones cambiarias.

"Los inversores institucionales internacionales expresaron su confianza en la capacidad del país para mantener las condiciones actuales de acceso al mercado de acciones, que es un factor clave en la clasificación de MSCI. Sin embargo, a la luz de los eventos más recientes que afectan la situación cambiaria del país, MSCI también aclara que revisaría su decisión de reclasificación si las autoridades argentinas introdujeran cualquier tipo de restricciones de acceso al mercado, tales como controles de capitales o a la compra divisas", dice textualmente el comunicado de la compañía.

Esta es la primera vez que MSCI hace una salvedad, en esta caso con la Argentina, con una dura advertencia acerca de que si bien la decisión está tomada, dado el track record del país, estarán monitoreando cómo evoluciona.

De todas formas, es improbable que el Gobierno macrista intente en algún momento imponer restricciones de capitales, más aún porque en el peor momento de la fuga (hace unas semanas) no lo hicieron.

Otro dato importante, y no precisamente bueno, que dejó la noticia del MSCI es que continuará restringiendo la inclusión en el índice a solo empresas argentinas que estén listadas en el exterior (cotizan bajo la forma de American Depositary Receipts o ADRs).

"Como lo expresaron los comentarios de los inversores internacionales, se necesita una mayor liquidez en el mercado interno antes de considerar un cambio de listados offshore a onshore. MSCI revaluará esta decisión a medida que las condiciones de liquidez en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires continúen mejorando", afirmaron en el comunicado.

Esto significa que la mejora será para los papeles locales que se operan en el exterior, mientras que aquellos que no hayan abierto su capital en Nueva York gozarán tan sólo de las "sobras" del boom que puede generar esta recalificación.

De esta manera, las acciones argentinas que más se favorecerían serían: YPF, Pampa Energía, Transportadora Gas del Sur, Edenor, Adecoagro, Globant, Grupo Financiero Galicia, Banco Macro, IRSA, Central Costanera, Transener, Grupo Supervielle, Arcos Dorados y BBVA Banco Francés. Estos papeles son todas las empresas locales que cotizan en el exterior.

Expectativa por la entrada de inversiones En términos económicos, el beneficio de ascender a Emergente desde el actual Frontera no sería menor. Según Ernesto Allaria, el presidente del BYMA, se incrementarán las inversiones en acciones argentinas por un monto estimado de u$s3.500 millones.

Algunos bancos de Wall Street hablan de un poco más, pero lo cierto es que para eso habrá que esperar a mayo del año próximo cuando se haga efectivo el ascenso y los fondos que replican al MSCI empiecen a acumular papeles argentinos.

"Es positivo porque ayudará a darle mas profundidad (volumen y liquidez) al mercado accionario. Esto es así porque hay muchos fondos de inversión externos que miden su performance contra ese índice. Entonces, si un administrador de portfolios de acciones emergentes quiere expresar una posición neutra en acciones argentinas, replicará en su cartera el peso que Argentina tiene en el indice", explicó Mauro Roca, un economista argentino que trabajó en Goldman Sachs y que ahora maneja un fondo de Los Angeles llamado TCW.

Para el especialista, también ayudará a darle mas profundidad al mercado cambiario. "De todas formas, al final de cuentas lo que siempre prima es la estabilidad macroeconómica", agregó.

Más allá de todo, y si bien es una buena noticia, el país ya era considerado emergente para otro tipo de inversiones que recaudan mucho más que las acciones. Por ejemplo, el índice de bonos que hace el JP Morgan (conocido como EMBIG) tiene al país en esa categoría. Los bonos mueven mucho más dinero que las acciones. También organismos como el FMI catalogan al país como un mercado emergente, también otro termómetro que miran los inversores.

O sea que el hecho de que ahora sí las acciones locales (algunas al menos) sean incluidas en el universo emergente y no de frontera, normalizará la situación de los activos argentinos. Se espera que esto traiga un boom obviamente de corto plazo en las acciones, algo que se veía anoche en el denominado after market en Nueva York donde subían hasta 15%.

Los especialistas del mercado saben que el jueves el mercado abrirá eufórico, pero que habrá que ver cómo sigue la película más allá.

"Fue un respiro en medio tanto castigo, pero hay que seguir de cerca los próximos pasos del Gobierno. Esto no cambia demasiado la situación general del país ni del mercado, porque en realidad es efectivo dentro de un año. Y los que compran lo hacen mirando la situación actual y en ese sentido todavía estamos en un momento muy volátil", reseñó el portfolio manager de un banco extranjero que siguió el minuto a minuto.

"Es un primer paso, pero aún falta mucho por recorrer para ser un mercado y un país más normal", remató. (IProfesional)

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar