Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

CORONAVIRUS: La Organización Mundial de la Salud reafirma la necesidad de testeos masivos

Advierte sobre medidas mínimas recomendadas para que los países comiencen a levantar la cuarentena, además de reducir al mínimo el riesgo de brotes en hospitales. Se sigue poniendo en evidencia la crisis en los sistemas sanitarios, debido a la desinversión de los gobiernos.

14 de abril

Estas medidas básicas propuestas por la OMS, se contradicen con las denuncias de los trabajadores de la salud acerca de la falta de materiales para evitar el contagio.

Mientras el Gobierno de Alberto Fernández anunció que la segunda etapa de la cuarentena (sumando algunas excepciones) se extenderá hasta el 26 de abril, al igual que en muchos países, en Argentina surgen por todos lados denuncias de falta de insumos básicos para hacer frente al Sars-Cov-2, así se denomina lo que mundialmente conocemos como coronavirus.

El director de la OMS, Tedros Adhanom, habló en el medio día de este lunes acerca de las medidas que los países tienen que contemplar para ir reduciendo el tiempo de cuarentena, hasta llegar a levantarla. El martes 14 publicarán una guía con ese contenido.

Específicamente se refirió a que debe estar controlada la transmisión. Pero esto es casi imposible, sin los testeos masivos para efectivamente aislar y proceder al estudio de cada contacto de los individuos infectados. Son pasos a seguir necesarios, que los países de la región no están llevando adelante, cuestión que incluye al Gobierno argentino.

En Argentina, el gobierno viene anunciando, por medio de su ministro de Obras Públicas Gabriel Katopodis, la construcción de 12 hospitales modulares de emergencia, con 24 camas de terapia intensiva cada uno y 46 de internación común.

Solamente para cuidados intensivos (UCI) esto representa solo 288 camas más, para todo el país. Habrá 5 en el interior (en Chaco, Gran Córdoba y Gran Rosario) y 7 en el conurbano bonaerense.

Parece poco. El Gobierno viene planteando que el sistema sanitario argentino dispone de casi 221 mil camas de internación en todo el país, de esa cantidad 8.293 pertenecen a Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Pero este número global, al desglosarlo, se puede observar que encierra una trampa.

Primero porque ese total incluye al sistema privado de salud (clínicas y sanatorios) y ya pudimos ver cómo frente a un débil amague por parte del ministro de Salud, Ginés González García, de unificar el sistema público y privado, la cámara empresarial de ese rubro, frenó cualquier atisbo de avanzar con esa medida –elemental si se quiere hacer frente en forma seria a la pandemia-.

Pero además, obviamente esas camas –tanto el número total como las de cuidados intensivos- no están todas disponibles, porque están ocupadas por pacientes con otras patologías. Es decir que ese número no es tal y no se le está brindando a la población una información real y concreta de con qué número se cuenta.

Además la recomendación de la OMS es de 8 camas cada 1000 habitantes y Argentina cuenta con 5.02. Con muchas diferencias según la región del país, por ejemplo el NEA cuenta con 3.59 camas cada 1000 personas y el NOA con 3.94.

Estos índices y los reclamos de los trabajadores de la salud dan cuenta de un sistema sanitario en crisis, producto de las políticas de ajuste de los distintos gobiernos sobre todo, en las últimas décadas.

Volviendo a la conferencia de prensa del Director de la OMS, también se refirió a que muchos países toman la cuarentena como excusa para ir contra las libertades democráticas de la población: “Pedimos a los países que no se utilicen las medidas de distanciamiento en detrimento de los derechos humanos".

Esto lo pudimos ver ampliamente en Argentina, con las fuerzas represivas (sobre todo en el interior del país y el conurbano de la Provincia de Buenos Aires) envalentonadas para reprimir y encarcelar, en su gran mayoría a la jóvenes.

También habló de la falta de insumos médicos a nivel global, sobre todo en los países dependientes: "Hay un faltante global de recursos; estamos trabajando con la industria privada para aumentar la oferta y asegurar una distribución equitativa".

Pero ante esto, lo que no dijo es cómo los países imperialistas están rapiñando esos recursos, “robándose” entre ellos y perjudicando a los países dependientes.

Ante esta pandemia siguen siendo los trabajadores, sobre todo de la salud, los que están alertando de la escasez de recursos.

Pero sobre todo, son los que comienzan a plantear cómo enfrentarla (con nacionalización del sistema de salud bajo control de trabajadoras y trabajadores, científicos y técnicos y la necesidad de reconvertir la industria para la fabricación de respiradores y otros insumos esenciales) para que no sean las grandes mayorías las que pierdan en esta carrera. (LID)

Por Mirta Pacheco

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar