Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

Terminó la “fiesta”, ¿cuánto duran los globos?

Costumbres de los famas “Esperaremos los resultados y, si son buenos, festejaremos con mucho respeto y alegría como siempre hemos hecho”. El que hablaba era Marcos Peña durante la primera conferencia de prensa oficial desde Costa Salguero, el domingo de las elecciones. Le habían preguntado cómo afectaría al clima del búnker el hallazgo del cuerpo de Santiago Maldonado, tras permanecer desaparecido por 78 días.

23 de octubre| Jazmín Ortiz |

La crisis política abierta –avivada por los exabruptos y mentiras de los funcionarios- parecía tener consecuencias impredecibles. Los diarios especulaban y el propio gobierno había apelado a una infame encuesta telefónica para saber si se modificaba su espacio político. Elisa Carrió, la gran ganadora de las PASO, debió pedir disculpas a la familia y fue apartada de los medios desde el miércoles.

Mucho se había debatido sobre los preparativos para el 22 de octubre. La escenografía, la musicalización y hasta el catering, suelen ser cuidados al extremo en el mundo pro. “Dime qué comes y te diré quién eres”, reza el famoso epigrama de Brillat-Savarin. En el caso de Cambiemos, te diré “quién quieres ser”. Menos por respeto que por conservación de imagen, los diarios auguraban: “no habrá globos ni papelitos”. Se equivocaron.

Si bien la jornada no fue como las de 2015 y aunque eligieron sandwichitos antes que sushi, se mantuvo lo esencial de la liturgia. Sonó Gilda y rock nacional, los candidatos bailaron y hubo cotillón. El predio podía alojar 4.300 personas, considerablemente más que en agosto. Pablo Cabaleiro (el “Mago sin dientes”) caminaba entre la gente y los jugadores de rugby del San Isidro Club se sacaban selfies con él.

Desde comienzos de la tarde, el oficialismo se mostró excesivamente confiado en los números que arrojaban las bocas de urna y, posteriormente, los primeros conteos formales. No lo incomodó las preguntas de los periodistas alrededor de la muerte de Maldonado, la responsabilidad institucional en la causa ni el repudio que generó en gran parte de la sociedad.

El enorme favor del juez Lleral, que brindó declaraciones sesgadas para deslindar de culpas al Estado sólo un día antes de las elecciones, le dio un respiro a Macri. De esta forma, se pudo contener parte del malestar creciente contra el gobierno.

Entre tanto marketing electoral, esta cronista presenció una escena que devuelve a Cambiemos al terreno sucio de la política y la ideología. Sonaba un tema de Rodrigo a todo volumen. Dos jóvenes “blancos y puros” –al mejor estilo Pamela David- reían en torno a un celular. Uno le mostraba al otro la imagen de un candidato opositor, con las rastas de Santiago Maldonado agregadas a través de Photoshop. Abajo, una leyenda macabra: “Aparición con vida”.

Lo que se dice, la revolución de la alegría.

Una flor amarilla Continuaba el libreto. Pasadas las 20:30 horas comenzó a sonar Tan Biónica. Mientras los invitados del búnker aplaudían al ritmo de “Ella”, Gabriela Michetti subió al escenario. Iba acompañada del vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador; el jefe del interbloque de diputados de Cambiemos, Mario Negri; y Maricel Etchecoin, titular de la CC-ARI. La vicepresidenta dirigió su discurso a “aquellos argentinos que no han visto todavía el cambio económico en su vida” pero que “apostaron” al mismo. Los llamó “verdaderos héroes” de la elección. “Les va a tocar más adelante”, concluyó Michetti, como quien ofrece un vaso de agua en el desierto.

Al igual que la eterna promesa de inversiones o segundos semestres, le dijo a los votantes: “hoy no se fía, mañana sí”.

Una hora después llegó el turno a Horacio Rodríguez Larreta. El jefe de gobierno porteño repitió alguna de las fórmulas estrenadas en agosto: agradeció al sistema educativo y habló de reformas en ese ámbito, apeló a la “esperanza”, los “sueños”, el “corazón”; y, de paso, la necesidad de aumentar los efectivos policiales en las calles.

Con bombos, platillos y Memphis, la blusera anunció a “Lilita”. No fue el único en reafirmar apoyo a la rubia luego de sus declaraciones siniestras e impopulares. Más temprano, Marcos Peña había resaltado una supuesta “altura moral” de la candidata, quien también recibiría luego un agradecimiento especial de María Eugenia Vidal.

Carrió dio un discurso corto, alegando que “siempre soñó” con el triunfo. A diferencia de las PASO, cuando vistió de dorado, esta vez utilizó un sobrio conjunto color negro con una chalina en pastel. Su moderación se limitó a la indumentaria. No se echó para atrás respecto a sus palabras ni se refirió a las respuestas negativas de la gente. “Rezo por él, Dios lo tiene en sus manos. No voy a hablar más de eso, cuando tenga que hacerlo voy a decir todo”, había expresado a la mañana cuando fue increpada.

A esta altura, se vivían aires de fiesta en el predio.

Poco antes de las 11 de la noche, un video motivacional anunció la próxima llegada de la gobernadora. Apareció sobre el escenario minutos después junto con Esteban Bullrich, Gladys González, Graciela Ocaña y otros integrantes de la lista.

Con una parte importante de las mesas ya escrutadas, Bullrich tomó el micrófono. Su arenga pareció incómoda. Pausas en pos de aplausos que nunca llegaron y algunas interrupciones desde el piso (al grito de “¡Mariu!”), nos recordaron que no acoatumbra a hablar. Fue finalmente vitoreado cuando agradeció y abrazó a su “tutora legal”.

Vidal, la “carmelita” bonaerense, estuvo más descalza que nunca. “Gracias enormes”, apuntó al público y destacó los votos recibidos en los barrios más humildes. Cuando algunos corearon “no vuelven más”, ella los detuvo: “esos tiempos quedaron atrás”. Y prosiguió: “a los que no nos eligieron, igual los vamos a escuchar”. El saludo a sus hijos también fue parte del speech.

El presidente, quien habló a la medianoche, profundizó la línea de Vidal. “Cuando hablo de todos, no hablo solamente a los que nos votaron hoy. A los que votaron otras fuerzas les decimos que siempre los vamos a escuchar”, aseguró. Para ese entonces los globos rompían completamente su timidez.

“Vivimos un domingo en paz, donde pudimos expresarnos libremente porque eso es la democracia”, expresó. Parece haberse olvidado del allanamiento ilegal a un local del PTS/Frente de izquierda –que involucró seis detenidos-. Contra la “herencia”, destacó que “no hay salvadores mesiánicos” y que “uno puede progresar, aprender, avanzar”. La meritocracia, como siempre, fue mezclada con frases de auto-ayuda: “tomemos la aventura de la transformación, hay que ir más allá de lo que es posible, yo confío en ustedes, les pido que ustedes confíen en ustedes”, remató.

No se privó del baile junto a Juliana Awada y Vidal.

La noche boca arriba Los resultados provisorios brindaban al oficialismo una renovada confianza: la coalición sumó casi cinco puntos y superó el 40% de los votos en todo el país; se impuso en provincia de Buenos Aires; dio vuelta Salta y Santa Fe; y conquistó importantes distritos.

Los kilos de papel picado no se traducen, sin embargo, en la clausura del descontento social por la aparición sin vida de Santiago Maldonado ni en un “cheque en blanco” para el gobierno. Así lo evidencian inclusive los discursos de los funcionarios. Tanto Michetti como Larreta y Vidal apelaron a aquéllos “que aún no sintieron el cambio”. “Sabemos que falta mucho por hacer”, afirmaba el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. El presidente, por su parte, insistió en la idea de “Pobreza 0” como hace dos años.

Los empresarios, que colocaron ansiosos las boletas de Cambiemos y Vamos Juntos en el cuarto oscuro, no fueron nombrados por Macri pero están convencidos que son un sujeto tácito. Para ellos, los resultados representan la posibilidad de avanzar en las tan demoradas reformas. Lo charlaron con Mauricio en el Coloquio de IDEA y esperan que se mantenga firme en sus promesas. La burocracia sindical se enteró y ya sacó turno para participar del banquete.

Cerca de la 1 de la madrugada del lunes, el búnker cerraba sus puertas. Finalmente la música dejó de sonar, los globos se fueron desinflando y Macri intercambiaba mensajes de felicitación con Durán Barba.

Lejos de Costa Salguero, para millones de trabajadores, jóvenes y mujeres, empezaba la verdadera pelea.

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar