Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

Tarifazo macrista: empresarios ya hablan de transferir el aumento a los precios y cierre de pymes

Grandes y pequeñas compañías están en alerta y analizando el impacto de las subas de luz y dicen que podría afectar a los "brotes verdes". El Gobierno insiste que la inflación anual será del 17% y el radicalismo exige a la Rosada que ataque a "los formadores de precios con todo el peso del Estado"

2 de febrero

El aumento de las tarifas eléctricas que comenzó a regir a partir de este miércoles en todo el país ya es analizado por los empresarios, grandes, medianos y pequeños.

Todos acuerdan que parte de esa suba -un promedio del 37% a nivel nacional que llegará hasta el 148% en Capital y Conurbano, según informó el Gobierno- se trasladará a los precios de los productos. Y en el caso de las pymes, advierten que habrá cierres de fábricas por no poder enfretar este nuevo incremento en las facturas de luz. La Unión Industrial Argentina (UIA), además, admite su temor porque los "brotes verdes" de la economía argentina se vean afectados.

"Es una preocupación" para las compañías ver cómo manejan el impacto de las nuevas tarifas eléctricas respecto de cuánto pueden absorber dentro de su estructura de costos y cuánto transferirán a sus clientes, los consumidores, explicó este miércoles el vicepresidente de la UIA y presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja.

"El año pasado fue de fuerte retracción del consumo y aspiramos a que los ’brotes verdes’ que fueron apareciendo no se vean afectados por esto (de la suba de tarifas). Por eso nuestros técnicos lo están analizando", dijo en diálogo con radio Continental.

Pero el impacto no solo se sentirá en los ansiados "brotes verdes" sino también en otras ramas de la industria. Según el presidente de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme), Eduardo Fernández, "va a afectar la posibilidad de continuidad" de algunas compañías.

"Sobre todo si se mantiene la idea de la apertura de importaciones", indicó.

"Esto nos afecta doblemente: por un lado va a sacar una gran cantidad de dinero del circuito del mercado interno, que se va a destinar al pago de energía, y por el otro, el costo energético real en muchas de nuestras empresas y comercio", manifestó en Radio La Red.

Y, al igual que Funes de Rioja ,alertó que este incremento, "sumado al de logística y de los peajes, va a ser transferido, en la medida de las posibilidades que tiene el mercado, al precio de los productos".

Lo mismo adelantó Jorge Sorabilla, presidente de la fundación Pro Tejer.

Explicó que las empresas textiles están operando "sin rentabilidad" en la Argentina y no podrán absorber el aumento de luz por lo que tendrán que trasladar los incrementos a los valores de los productos.

El sector textil terminó el 2016 terminó con una caída de ventas del 30% en volumen, por lo que afectó el nivel de actividad, de empleo y quedó stock, dijo Sorabilla en declaraciones a la radio Once Diez.

El consumo de textiles en 2016 en la Argentina cayó un 15% y se importó un 7% más en volumen, aunque en prendas se compró al exterior un 30% más en relación al 2015 y en las confecciones del hogar, se importó un 40% más.

La importación de sábanas y toallas, por ejemplo, creció un 60% en 2016, en comparación con el año anterior, a pesar de que en la Argentina hay una producción muy fuerte de estos productos.

El problema, dijo el empresario, es que esos productos fueron importados desde el sudeste asiático y China, donde los salarios son de u$s400 mensuales promedio mientras que en la Argentina se ubican en los 1.200 dólares, más una presión tributaria que está entre las más altas del mundo.

"Argentina tiene problemas estructurales en su economía, como los logísticos y financieros. Eso hace que los costos de generar valor agregado en el país sean altos y contra eso hay que luchar para poder ser competitivos", dijo el presidente de la Fundación Pro Tejer.

Sorabilla indicó que "todos los cañones" están apuntando a recuperar el nivel de actividad en 2017 porque la caída de las ventas terminó impactando en el empleo: se perdieron 10.000 puestos de trabajo en el sector y unos 5.000 trabajadores están suspendidos.

"Es necesario que las fábricas funcionen y que la Argentina este año crezca -dijo , por su parte, Funes de Rioja- Es un desafío. Tiene que haber diálogo y conciencia. Pero también gradualismo, porque de la noche a la mañana no se puede arreglar todo".

Al explicó que los alimentos llevaron la delantera en las subas de 2016, porque mientras la presión tributaria sobre la industria es del 34%, en la alimentación alcanza al 40%.

Sin cambios en las estimaciones de inflación de la Rosada

Pese a que los empresarios advierten el traslado del tarifazo a los precios de sus productos, el Gobierno insiste que la inflación cerrará este año en 17 por ciento. Así lo expresó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

A contramano de lo que sostienen las consultoras privadas que ven una aceleración en el primer trimestre, Frigerio dijo que la inflación se mantendrá en torno al 1,5% mensual en la primera parte del año y estará más cerca del 1% mensual en el segundo semestre.

El funcionario y economista afirmó que el Gabinete del presidente Mauricio Macri está "seguro" que se va a poder cumplir la pauta presupuestaria de inflación, que es del 17% para todo el 2017.

Al ser consultado sobre la inflación de enero, Frigerio expresó que el Gobierno no tiene el número oficial que elabora el INDEC hasta el día en que se publica, pero aclaró estar "convencido" que será "inferior al 2%".

"Esta tendencia a la baja de la inflación llegó para quedarse. Este año vamos a tener una inflación en torno al 17% y el año que viene, el 2018, habrá una inflación del 10%", dijo el funcionario nacional en declaraciones a Radio 10.

Advertencia de Cambiemos a los empresarios El ex senador radical Ernesto Sanz y cofundador de la alianza Cambiemos apuntó contra "los generadores de precios" y reclamó al gobierno de Mauricio Macri que le caiga con "todo el peso del Estado".

A pesar de que subrayó que "globalmente el combate a la inflación está dando resultas concretos", el ex presidente del Comité Nacional de la UCR se refirió al tema del precio de los alimentos y señaló que "además del esfuerzo del Gobierno y la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, debería haber un tercer componente que es la responsabilidad, la sensibilidad y el compromiso de los sectores formadores de precios en alimentación".

"Acá hay algo que está fallando. El Gobierno tiene que usar todo lo que la legislación le pone a su alcance, porque hay especuladores, hay gente de mala fe, hay tipos formadores de precios que no entendieron cuál es el momento que está viviendo la Argentina", sostuvo en diálogo con Radio Continental y La Red.

"Hay sectores del empresariado argentino, sobre todo en el sector de los alimentos, que todavía no entendieron cómo es esto de la distribución equitativa; o lo entendieron, pero para el bolsillo de ellos", insistió el referente oficialista.

En ese sentido, remarcó que "el Gobierno debería pensar seriamente en utilizar todos los mecanismos legales porque hay tipos que no se merecen ser bien tratados".

"Ha habido multas, pero me parece que es insuficiente. Hay gente que incide en los precios de las góndolas y en el bolsillo del consumidor, a la cual hay que hablarle con otras palabras", concluyó. IPROFESIONAL

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar