Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

Renunciaron el jefe y subjefe de la Policía de Tucumán, involucrados en el caso de Paulina Lebbos

El fallo del juicio que finalizó sentencia que ambos serán objetos de una futura investigación.

28 de febrero| Maximiliano Olivera |

Días después de la sentencia en el juicio por el femicidio de Paulina Lebbos ya se conocen los primeros coletazos en el Gobierno de Juan Manzur. El comisario José Díaz presentó su renuncia como jefe de Policía de la Provincia hoy por la mañana. El lunes al mediodía, intempestivamente, Francisco Picón renunció como subjefe de la fuerza. Ambos quedaron bajo el foco de una nueva investigación judicial, según estableció la sentencia.

El tribunal pidió que se investigara el proceso de reincorporación y ascenso de Enrique García, el comisario de Raco que fue condenado a cinco años de prisión por irregularidades durante el hallazgo del cuerpo de la joven. Díaz había declarado como testigo y ahora está involucrado en este línea de investigación. Aquí también se involucra a José Alperovich, gobernador por ese entonces, y a dos funcionarios de Seguridad de aquel momento, Mario López Herrera (ex ministro) y Eduardo di Lella (ex secretario, condenado recientemente a seis años de prisión).

Hasta el miércoles, Luis Ibáñez, secretario de Seguridad, afirmaba que el PE no tomaría ninguna medida en relación a Díaz. También sostuvo que la renuncia intempestiva de Picón fue por motivos personales.

Picón renunció el lunes al mediodía y comenzaron los rumores sobre que el motivo era la sentencia que se esperaba a la noche. Efectivamente, sobre el ex subjefe policial se abre una línea de investigación por la posible comisión del delito de “incumplimiento de deberes de funcionarios públicos y falsificación ideológica de instrumento público” y/o los delitos que pudieran surgir. La oportuna aparición de los “motivos personales” para renunciar es en realidad la aceitada relación entre el aparato judicial y el poder ejecutivo.

Durante el juicio por Paulina Lebbos se puso de manifiesto toda una trama de encubrimiento estatal que involucra a exfuncionarios, policías y hasta fiscales. En este encubrimiento estatal el centro fue Alperovich. En su disputa electoral con Manzur, el fallo del tribunal fue una manera también de golpear al actual senador pero en las renuncias de Díaz y Picón también se ven las continuidades.

Estas continuidades no se reducen a las figuras de los ex jefe y subjefe de la Policía sino también al carácter profundamente patriarcal de sus gobiernos, algo que se volvió nítido por estos días. En el caso de Alperovich con la puesta de un mecanismo de encubrimiento estatal en un femicidio y en el caso de Manzur con el avasallamiento gubernamental que sometió a la tortura y la maternidad forzada a una niña de 11 años abusada. (LID)

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar