Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

¿Qué les dejó a los trabajadores el año de gobierno de Macri?

Hace unos días Macri hizo público el balance de su gestión. Felicitó a su equipo de funcionarios y dirigentes políticos –esos mismos que son empresarios, millonarios y hasta contratistas del Estado- y se animó a autocalificar su primer año de gestión con un 8. Claro que esta nota depende desde el lado que uno mire los resultados de sus políticas.

13 de diciembre de 2016| Celeste Vásquez |

En este año hubo claros ganadores y perdedores. Entre los sectores que más que se beneficiaron se encuentran los bancos, el agro, las mineras, el sector inmobiliario y las privatizadas. Entre los más perjudicados se encuentran fundamentalmente los trabajadores, por la devaluación e inflación que carcomen sus salarios, y los sectores más precarizados que habían sido ya muy golpeados por los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, como los trabajadores en negro y los desocupados. También fueron afectados los pequeños comerciantes, debido a la baja del consumo.

El gobierno de Cambiemos arrancó de entrada demostrando sus verdaderas intenciones. Entre sus primeras medidas figuraron la eliminación de las retenciones para las mineras y el agro. Al mismo tiempo, bajo la mentira de terminar con “los ñoquis” del Estado, emprendió una dura embestida contra los trabajadores estatales, produciendo miles de despidos. En mayo, Macri vetó la ley anti-despidos, esta fue una clara señal que demostró que el gobierno tenía pensado seguir despidiendo, al mismo tiempo que daba “vía libre” a los empresarios para despedir.

Hoy, según un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), desde que asumió Macri hubo 232 mil despidos y suspensiones, -se calculan más de 192 mil despidos y 40 mil suspensiones -, lo que da un promedio de 526 despidos por día y 109 suspensiones por día. Seguramente estas cifras sean mucho mayores, ya que los sectores que más despidos y suspensiones tuvieron, como la construcción y el textil, son a su vez aquellos que más cantidad de trabajo en negro registran.

También durante los primeros días del gobierno el ministro de Energía, Juan José Aranguren, declaró “la emergencia energética”. Algo que después nos enteraríamos que significaba ni más ni menos que aumentos del 500 % y más en las tarifas de los servicios públicos: el famoso tarifazo. Medida que, producto de la bronca popular y las audiencias públicas que el gobierno estuvo obligado a realizar, tuvo que revisar.

La promesas incumplidas de campaña

¿Recuerdan cuando Macri utilizaba como uno de los ejes de su campaña el lema de Pobreza Cero? Mentira absoluta. Al finalizar el primer trimestre de su gestión, el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (UCA), dio a conocer un informe según el cual durante esos meses se habían generado 1,4 millones de nuevos pobres, sumando un total de 13 millones y medio de pobres en todo el país. Unos meses después fue el propio Indec quien confirmó estas cifras. Estos números significan que el 32,2% de la población es pobre, es decir no tiene cubierta sus necesidades básicas (alimentos y servicios indispensables como agua potable, gas, vivienda, salud y educación). Hoy, el 50% de las personas asalariadas perciben menos de $7.200 por mes -cuando una pareja con dos hijos, para no caer en la pobreza, necesita más de $12 mil-. Ante las evidencias, Macri tuvo que aceptar el cinismo de su promesa de campaña. “La pobreza cero es obvio que en un año no se alcanza” reconoció tiempo después.

Otra de las promesas incumplidas fue la eliminación del impuesto a las ganancias. “En mi gobierno los trabajadores no van a pagar el impuesto a las ganancias”. Otra deuda con un sector de trabajadores. En la actualidad alrededor de 1,4 millones de trabajadores en relación de dependencia y unos 400.000 jubilados lo pagan, cuando en realidad no deberían pagarlo ya que el salario no es ganancia. La semana pasada el oficialismo sufrió un fuerte revés, cuando la oposición patronal del Frente Para la Victoria (FPV), el Frente Renovador (FR) y el bloque Justicialista dieron quórum a un proyecto propio de reforma de ganancias. Desde el Frente de Izquierda sostenemos la eliminación absoluta del pago de ese impuesto para los trabajadores.

El semestre que nunca llegó

En plena discusión del tarifazo, Macri nos aconsejó abrigarnos en nuestra casa y “no andar en remeras ni en patas” para no gastar gas de más. También nos instó a “esperar al segundo semestre” para estar mejor, es decir aguantar en silencio todas las medidas anti-obreras del primer semestre, porque en el segundo vendría lo “bueno”. Eso nunca pasó. Hoy la economía se encuentra en crisis, la actividad industrial y la construcción decayeron considerablemente y avanzan los despidos y suspensiones, a pesar de haber asegurado durante su campaña que no habría despidos en su gestión y sí, en cambio, generaría puestos de trabajo de calidad.

Una muestra de lo que se viene

Dos medidas preocupantes para los trabajadores y el pueblo fueron promovidas por el gobierno que demuestran que el año próximo será de más ataque. En primer lugar, un primer ensayo de cambio de convenios colectivos de trabajo, es el caso del convenio de petroleros en Neuquén, Río Negro, Mendoza y Salta, que incluye aumentos en los ritmos y horarios de trabajo, recorte de pagos adicionales y la posibilidad de la polifuncionalidad, etc. En segundo lugar, la media sanción del proyecto de ley de Emergencia Social –acordado con las organizaciones sociales-, que termina institucionalizando la precariedad laboral y dividiendo las filas del movimiento obrero entre trabajadores de “primera” y de “segunda”, cuyo salario es de apenas $4.000.

Un aplazo para el gobierno

En este año el gobierno contó con la invalorable ayuda de varios. En primer lugar, la burocracia sindical, que con reunificación en el medio, le viene dando una tregua inmensa. Entre las razones seguramente están los $2700 millones para las obras sociales. Ni la inflación, ni los tarifazos, ni los despidos y suspensiones fueron razones suficientes para que la dirigencia sindical concretara el paro tantas veces anunciado. En segundo lugar, la oposición del FPV, el FR de Massa garantizando en el Congreso Nacional leyes que perjudican a los trabajadores, como la entrega a los Fondos Buitres y el Presupuesto 2017, en el que se destina más dinero a pagar la deuda que a la salud y educación.

Queda claro que para los trabajadores, Macri y su año de gobierno están aplazados.

Claves

- 32,2 % de pobreza (1,4 millones más de pobres desde diciembre de 2015).

- 6,3 % de indigencia.

- 9,3 % de la población se encuentra desocupada.

- 33 % (3,8 millones) de trabajadores en negro.

- 43,4 % de inflación en lo que va del año.

- 232 mil despidos y suspensiones desde que asumió Cambiemos

- $8.060 es el salario mínimo, vital y móvil.

- $ 5.661 es la jubilación mínima.

- $ 4.000 por plan.

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar