Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

Macri y la reedición del duelo Manzur versus Cano

Tras un marzo caliente y el paro general -marcha del 1A mediante- analistas propios y ajenos han coincidido en que el gobierno de Mauricio Macri avanza hacia la estrategia electoral de la polarización con el kirchnerismo, un enemigo a medida.

18 de abril| Maximiliano Olivera |

La visita del presidente a zonas inundadas de Tucumán estuvo precedida por un intento de revivir la contienda Juan Manzur versus José Cano. El día anterior a su llegada, con la sensibilidad social que lo caracteriza, Macro aprovechó el panorama desolador en el sur provincial para meterse en la contienda electoral… de 2019. “Pedimos que voten a José Cano, que va a ser un buen gobernador, que estuvo cerca la última vez”, dijo.

El affaire de José López y sus bolsos en un convento aceleraron la negación del pasado kirchnerista por parte de José Alperovich y su sucesor. Fieles al olfato peronista, el gobernador y el senador del Frente para la Victoria intentaron arrimar posiciones con la Nación, bajo la fórmula “fondos por gobernabilidad”. Aun así, la relación más fructífera que encuentra Cambiemos se basa en presentar la larga década alperovichista como la imagen de lo “viejo” a lo que hay que darle la espalda.

La distancia se reflejó en la visita presidencial. En las imágenes podría percibirse el frío protocolar entre Macri y Manzur. Algunos funcionarios de segunda línea cuestionaron el ninguneo presidencial, aunque el gobernador huyó de la polémica. Algunos se lo atribuyen a su estilo no confrontativo, otros a su pasividad.

Pero además el presidente decidió atacar elípticamente al gobernador y su antecesor al hablar de las “obras que no se hicieron”. Así Macri retomó una polarización discursiva, ya que en los hechos su visita no ameritó ni siquiera un anuncio obras sino más bien un ‘veremos’. De hecho, días después se anunció un plan de obras de prevención de las inundaciones donde Tucumán quedó excluída. Un dudoso favor a Cano y al peronista Domingo Amaya, quienes lo secundaron en todo momento.

Aunque los antecedentes y encuestas sean favorables, el oficialismo provincial busca contrarrestar la polarización que fortalezca a Cano como líder indiscutido de la oposición local. Por ello, la lista de diputados no incluirá a dirigentes de ADN kirchnerista. Será también una oportunidad para contentar y contener, por ahora, al abanico de tendencias en el PJ. Previsores, arman la lista de 2017 pensando en llegar al 2019.

No hay opciones exentas de contradicciones. Lo sabe Cano, a quien el oficialismo nacional ha puesto en una posición incómoda. Sabe que es el hombre que puede ponerse por encima de las internas del Acuerdo para el Bicentenario, que es el que mejor mide y que su papel protagónico depende de polarizar con el alperovichismo. Pero también es consciente que todo esto tiene su costo.

Cano ya no puede escudarse en su rol de denunciador serial sino que debe mostrar gestión como parte del gabinete nacional. De aquí se desprenden dos elementos. El Plan Belgrano no es precisamente sinónimo de eficacia, solo queda en promesas y licitaciones inciertas. Y más en general, ser la cara de la coalición de Cambiemos es también ser la cara de las medidas antipopulares del gobierno. De todas formas, el desgaste de su figura no va a significar que el radical deje de ser un ‘fusible de cambio’ en el régimen pero no lo consolida como el líder frente al ala peronista de su coalición. Deshojando margaritas, Cano elude las definiciones mientras el calendario avanza.

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar