Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

Jujuy: hay menos empleo privado y más precarización laboral

Durante el 2016 descendió la cifra de empleos registrados en el sector privado y a su vez aumentó el empleo en modalidades precarias o en negro.

Los datos surgen de los informes de empleo de organismos oficiales como el Ministerio de Trabajo de la Nación a través del SIPA (Sistema Integrado Provisional Argentino), que muestran que durante el 2016 disminuyó la cantidad de trabajadores registrados en el sector privado.

Los últimos datos son de octubre y reflejaban una caída del 1,4% del empleo privado registrado en términos interanuales, siendo el sector de la construcción uno de los que más despidos tuvo; mientras que las cifras de las modalidades de contratos precarios “por agencia o contrato a término” aumentaron 25,6% en el interior del país, algo que tuvo que reconocer el propio Ministro de Trabajo Jorge Triaca.

Esta situación contradice el discurso oficial sobre las intenciones del gobierno de “generar” nuevos puestos de trabajo “genuinos” en el sector privado a la espera de la “lluvia de inversiones” que nunca llegó.

Recientemente desde La Izquierda Diario informamos cómo las patronales despedían en una conocida tienda de la ciudad, “Sporting”, sumándose así a los planes de despidos masivos en el Ingenio “La Esperanza”, un plan que ya quitó 300 puestos en esa industria como afirmó el mismo gobierno, o los 800 que se darían ante el cierre de “Mina Pirquitas”, entre otros.

Por su parte, el INDEC informó en enero la destrucción de 127.905 puestos de trabajo registrados, a nivel nacional, hasta el tercer trimestre de 2016 y en enero hubo 1.551 despidos en el sector privado (CEPA), y el cierre de 5.147 empresas en los primeros nueves meses del año. Sobre la situación de las empresas en actividad no se encuentra información provincial disponible.

Sin cambios de fondo

En relación al empleo privado registrado (ingenios azucareros, mineras, comercios, pymes) es decir a los trabajadores que reciben aporte jubilatorio y cobertura de salud entre otros derechos, se produjo una baja sistemática desde su pico máximo en enero de 2015 que registraba un total de 59.095 puestos hasta llegar a los 56.757 trabajadores empleados en octubre de 2016 (último dato disponible).

Por otro lado, el sector de los empleados estatales en Jujuy, que alcanzan un total de 82.768 personas en las diversas administraciones nacionales, provinciales y municipales, según datos de junio de 2016 del Ministerio de Trabajo de la Nación, tuvo un leve crecimiento interanual de un 3,3% en relación al año 2015.

Si bien no hay información oficial disponible acerca de estos nuevos empleos creados y de cuántos del total son contratos precarios (“locación de obra/servicios”), hubo varias denuncias sobre el crecimiento exponencial del número de funcionarios en el Estado que introdujo la nueva administración. Una de ellas la hicieron en abril pasado dirigentes sindicales de ATSA y APOC, quienes afirmaron que la planta de funcionarios estatales se había triplicado desde la asunción de Gerardo Morales y se habían incrementado un 60% los salarios de sus funcionarios.

Por fuera del sector de los asalariados registrados, se encuentran miles de trabajadores en condiciones de informalidad.

Según el INDEC, en Jujuy el tercer trimestre de 2016 registró un 28.5 % de trabajo en negro, una cifra sumamente discutible teniendo en cuenta la visible realidad de la provincia y las afirmaciones del gobernador Morales sobre un 42% de pobres; y que en el mismo NOA, registra valores promedios del 40,3% de trabajo en negro.

En un cálculo estimativo (*), ante la falta de estadísticas oficiales precisas, La Izquierda Diario, estima que unas 112.740 personas aproximadamente, quienes conforman la Población Económica Activa (según el Indec), se encuentran empleadas en negro dentro del ámbito privado (comercio, servicios, campo, etc.). Una cifra escandalosa que más que duplica el número de trabajadores registrados en empresas privadas.

Dentro de este sector informal están también los cuentapropistas que viven de su propio trabajo, ellos comprenderían un total de 30.064 personas que en su mayoría realizan actividades como la extendida venta callejera, los monotributistas sociales (cooperativistas) y otras formas paliativas que encuentran los sectores más vulnerables de los trabajadores en la provincia.

Particularmente el sector de los trabajadores ambulantes, del que no existen cifras exáctas, es uno de los que se encuentra con más incertidumbre sobre la continuidad de sus fuentes de trabajo, debido a la campaña de estigmatización, hostigamiento y represión llevada a cabo por los funcionarios municipales del intendente “Chuli” Jorge de Cambia Jujuy en la ciudad capital, quien desde que asumió su tercer mandato, no ha cesado de desplazarlos de sus lugares de trabajo con desalojos que terminaron en fuertes hechos de violencia.

Otro sector de los más afectados es la juventud con cifras alarmantes de precarización. Según datos de la DIPEC de septiembre 2016, suman un total aproximado de 27.000 jóvenes sin acceso a la educación ni al trabajo, los vulgarmente denominados “ni ni”.

Cabe señalar que en relación al total de planes y subsidios a los trabajadores y familias desocupadas y de menores recursos no hay información disponible en la web del "gobierno abierto" que fue promovido como uno de los cambios que traía esta nueva administración provincial.

Pero sin dudas en el cuadro laboral antes descrito se puede confirmar el carácter estructural de la desocupación, la pobreza y la precarización de la vida de la mayoría de la población de Jujuy. Las cifras de empleo muestran un deterioro en los dos últimos años y las perspectivas para 2017 no son muy alentadoras, aunque desde el oficialismo se intente desparramar un optimismo sin sólidos fundamentos de cómo se va a revertir esta crítica situación.

En este contexto una Ley Antidespidos como la presentada por la ex diputada nacional, Myriam Bregman del PTS-Frente de Izquierda se vuelve a demostrar hoy de carácter urgente; no se puede confiar más en los compromisos que firma Macri con los empresarios que despiden sin problemas. Las centrales sindicales deben romper la tregua y llamar al paro general para frenar los despidos y el ajuste en curso.

(*) Aclaración: El cálculo del trabajo informal en el sector privado y el total de los cuentapropistas surge de un método indirecto propio debido a la falta de información oficial. Partiendo de una Población Activa (PA) de 595.285 personas que surge de contar una Población Estimada según Censo 2010 en 2017 de 745.252 en toda la provincia, y si a este dato le restamos la franja de población hasta 14 años y de más de 64 años, y los “ni ni”, un total que asciende a 149.967. Luego aplicamos la Tasa de Actividad del 54,1% (Indec 3er Tr. -16) a la Población Activa y obtenemos una PEA (Población Económica Activa) de 322.049 personas. Luego estimando una desocupación del 10% (más acorde al promedio nacional y a la realidad provincial) obtenemos que 32.204 personas se encuentran desocupadas. Descontados los desocupados de la PEA, luego lo hacemos también con el total de empleo registrado privado (56.757) y de empleo estatal (82.768) para obtener un primer dato de empleo no registrado (150.320). Sobre el mismo. (LID)

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar