Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

Fórmula Dujovne: menos impuestos a patronales, más presión sobre el salario

Nicolás Dujovne dio a conocer ayer cuáles serán algunas de las claves de su gestión. Bajar el déficit fiscal junto a una reducción impositiva sólo puede significar más ajuste al bolsillo popular

4 de febrero| Lucía Ruiz Economista |

El ministro de Economía, Nicolás Dujovne, realizó ayer una serie de declaraciones polémicas respecto a sus objetivos en el Palacio de Hacienda, del cual ya fueron amputadas las áreas de Producción y Finanzas.

Bajo el pretexto del inequitativo esquema tributario actual, Dujovne aprovecha para pugnar por una reducción aún mayor de los impuestos y alícuotas que pagan las patronales, poniendo ahora el eje en el impuesto a los Ingresos Brutos.

En declaraciones a Radio Mitre, Dujovne señaló que “hay que cambiar el sistema tributario, que es muy malo, con impuestos ineficientes e inequitativos”, por lo cual marcó la necesidad de “una reforma tributaria”, aunque no aclaró si será motorizada este año o el que viene, como indicaban algunas versiones.

El titular del Palacio de Hacienda sostuvo que el actual sistema tributario tiene “muchas exenciones para sectores de altos ingresos”, por lo que hay que lograr “que sea más equitativo”.

Equidad, para unos pocos

¿Reducción del IVA? ¿Eliminación del impuesto al salario? Nada de lo que podría atemperar o poner fin al regresivo esquema impositivo actual está en su agenda. La única preocupación es reducir las cargas patronales, como la que está cocinándose lentamente en torno a la reforma previsional.

Dujovne mencionó la necesidad de simplificar el sistema y puntualizó que “queremos alícuota más bajas y que pague más gentes”. “Queremos una reforma en donde todos pague, pero un poco menos”, afirmó el funcionario, quien se mostró partidario de la eliminación “de algunos impuestos que no nos gustan”.

Al respecto, le apuntó al impuesto a los Ingresos Brutos que, según opinó, “es un impuesto en cascada que hace muy difícil exportar”.

El relato oficial plantea el objetivo noventista de "bajar el déficit fiscal" mediante una mayor presión sobre los salarios. Si por el lado de la recaudación se especula con reducir la presión tributaria, la única forma que quedaría para reducir el déficit es atemperar el nivel de gasto y ajustar los torniquetes en el salario real. Así lo planteó Dujovne, para quien la Argentina “tiene un déficit fiscal algo elevado para los objetivos que tenemos de seguir reduciendo fuertemente el costo del capital”.

“El ritmo de endeudamiento va a ser menor mientras más bajemos el déficit fiscal”, expresó el ministro de Hacienda, y pronosticó una reducción del endeudamiento este año que "va a ser inferior al del año pasado, cuando que hubo que emitir para cancelar la deuda con los holdouts”.

En principio, ya hay un primer anuncio para los trabajadores estatales a quienes les espera, según el deseo oficial, un incremento paritario igual a la inflación. Si el año pasado los estatales fueron uno de los sectores con mayor pérdida de su poder adquisitivo en un marco de pérdida de salario real promedio por encima del 6%, este año no espera ni siquiera un recupero de los niveles anteriores.

El ministro fue fiel la línea del presidente Mauricio Macri, quien dijo esta semana que el Gobierno está dispuesto a pagar aumentos salariales que sólo cubran la inflación, la cual auguró que quedará debajo del 20 por ciento anual. “El Gobierno está dispuesto a pagar en términos de salario la inflación, porque si no, el déficit público va a ser peor”, aseguró Macri.

Pero ahora Dujovne fue más a fondo con la opinión sobre paritarias del sector privado, afirmando que el Gobierno “no interviene en las paritarias privadas”.

“Cada sector sabe lo que puede dar”, insistió Dujovne y reiteró que el macrismo actuará solo como convocante porque “el número y el mecanismo es una decisión puramente privada”.

La posición de Dujovne frente a las paritarias no fue otra que un intento de poner paños fríos a las demandas patronales, ante un experimento reciente en el sector de bancarios que molestó a más de uno, cuando una cámara de apelaciones había ordenado pagar los aumentos salariales a cuenta de la paritaria que tres de las cuatro cámaras empresarias del sector habían pactado con el gremio antes de las Fiestas y que Jorge Triaca decidió no homologar.

Pero sobre todo, la apuesta de comienzos de año se vincula directamente con las aspiraciones electorales, ante las cuales necesita "marcar la cancha" con los gremios, frente a las inminentes negociaciones salariales. Las declaraciones de Dujovne no hacen otra cosa que confirmar la necesidad de los trabajadores de evitar nuevas reformas laborales flexibilizadoras y pelear por incrementos salariales que recompongan, de mínima, el poder de compra. (LID)

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar