Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

CRISIS Salud: un ministerio lleno de denuncias y el adiós del viceministro Pérez Baliño

La noticia se conoció ayer y la desvinculación se efectivizó mediante un decreto presidencial. Si bien la renuncia fue presentada por el mismo Néstor Pérez Baliño como parte de una “reestructuración en el Ministerio”, el viceministro se va en medio de acusaciones por subejecución presupuestaria y falta de insumos.

10 de enero| Rosa D’Alesio |

Uno de los profesionales que ha dejado su cargo con anterioridad es Carlos Falistocco, a cargo del programa “Lucha contra el SIDA”, quien renunció cuando las mismas asociaciones de profesionales denunciaron la falta de reactivos y distribución de preservativos y denunció que “a junio, el presupuesto de la Dirección Nacional de SIDA se encontraba con una casi total subejecución, no registrándose compras de preservativos, insumos ni medicamentos”.

El resto de los profesionales y técnicos que decidieron dejar la cartera de Salud son Daniel Bosich, exsubsecretario de Coordinación Administrativa, Marina Kosacoff, exsubsecretaria de Prevención, Sebastián Laspiur, exdirector de Promoción de Salud y Control de Enfermedades no transmisibles, Héctor Coto, exdirector de Enfermedades Transmisibles por Vectores y Carla Vizzotti, exdirectora de Enfermedades Inmunoprevenibles.

Un dato: el puesto de Bosich fue ocupado por María Cecilia Loccisano, abogada especializada en administración de salud y casada con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

En mayo del pasado año Carla Vizzotti fue desvinculada de la Dirección Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles, que se encontraba a su cargo desde 2014. Se enteró a través del Boletín Oficial. La comunidad científica destacó su labor al frente de este organismo y entre sus logros subrayan la incorporación de diecinueve vacunas al calendario de inmunizaciones, la disminución de un 80 % de muertes por tos convulsa en los bebés, que desde 2007 no haya más trasplantes de hígado por hepatitis A y ser la primera representante argentina en el Comité Consultivo de Prácticas de Inmunización de la OMS.

Baja de ejecución del presupuesto

Desde sectores de la comunidad científica hay preocupación por la subejecución presupuestaria. Según el Ministerio de Hacienda, Salud lleva ejecutado el 75 % de sus partidas. Entre los programas importantes, el de Investigación para la Prevención y Control de Enfermedades Tropicales y Subtropicales se ejecutó en un 3,91 % y de la partida Lucha contra el SIDA se gastó un 55 %. En el área de Prevención y Control de Enfermedades Endémicas se ejecutó un 49 % y el Programa de Detección y Tratamiento de Enfermedades Crónicas lleva gastado el 39 % de sus partidas. Mientras que varias provincias hubo quejas por faltas de medicamentos.

Uno de los motivos por los cuales renunció Pérez Baliño, segundo funcionario de mayor rango en el Ministerio de Salud y a la vez secretario de Promoción, Programas Sanitarios y Salud Comunitaria de de la cartera sanitaria sería la división de su área.

Las dos nuevas áreas serán la de Promoción, Prevención y Control de Riesgo (a cuyo cargo estará Adolfo Rubinstein) y la Secretaría de Operaciones y Estrategia de Promoción de la Salud (a cargo de Luis Epszteyn). Ambos funcionarios son radicales, igual que Pérez Baliño, pero Epszteyn viene del sector privado. Administró el Hospital Italiano. Pareciera que el Gobierno a cada crisis que le surge en un Ministerio la resuelve desdoblando áreas.

Las duras críticas a la gestión de Lemus se han multiplicado en los últimos meses y hacen dudar de su continuidad en el cargo. Baja ejecución del presupuesto, denuncia de la Sociedad Argentina de Infectología respecto a la falta de medicamentos contra la tuberculosis y reactivos para detección de HIV. Falta de campañas para la prevención del cuidado de la salud y la no entrega, en forma gratuita, de preservativos.

En definitiva, falta de políticas en Salud Pública. No obstante, desde el Ministerio de Lemus sí atendieron al sector privado. El Gobierno nacional autorizó a las empresas de medicina prepaga a incrementar en 6 % la cuota mensual desde el 1º de febrero. Para el ministro de Salud el aumento “resulta razonable” en relación a los costos del sector.

Este nuevo aumento se suma al ya realizado en agosto pasado, una suba del 38 % en lo que va del año de gestión de Lemus. Posterior a este anuncio se conoció que el Gobierno, junto a las autoridades del PAMI, planea dejar de otorgar ciertas coberturas a los afiliados que, entre otras cosas, tengan otra obra social. Cuando esto ocurre, en muchos de los casos se debe a que los afiliados, que reciben una mala cobertura del PAMI, se ven obligados a prevenir cualquier emergencia con una cobertura adicional.

Durante el 2017, los trabajadores y sectores populares, deberán enfrentar un fuerte incremento en todos los servicios públicos. Las facturas de luz llegarán con aumentos de entre 36 y 70 %, las de agua con subas de más del 56 %; mientras que las del gas podrían acumular un ajuste del 33 %.

Los trabajadores precarizados, que no tienen ninguna cobertura médica, además deberán soportar las pésimas condiciones en las que se encuentra el sistema de salud público, a causa de la desinversión y desidia estatal.

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar