Salta | | Estado del Tiempo
| Usuarios Acceso a Usuarios
| RSS Suscripción a RSS

Amplio repudio al plan de Macri de volver a poner a los militares a las calles

Todos los organismos de derechos humanos rechazan la medida anunciada ayer por el Presidente y alertan sobre las consecuencias nefastas que traerá para el pueblo trabajador.

24 de julio

Apenas Macri realizó el anuncio desde Campo de Mayo (uno de los centros clandestinos de detención emblemáticos del genocidio argentino), el repudio generalizado se propagó por todo el país.

La reforma del Sistema de Defensa orquestada por la Casa Rosada, a través del ministro Oscar “El Milico” Aguad, que implica entre otras cosas una mayor injerencia de las Fuerzas Armadas en el control del territorio nacional, en parte se veía venir. Así lo había dejado entrever el mismo Presidente, en el Colegio Militar de El Palomar, cuando el 29 de mayo fue a festejar el cumpleaños del Ejército.

Pero ayer Macri fue contundente con su anuncio. Un breve discurso le alcanzó para marcar los lineamientos de sus objetivos. Buscando una mayor intervención de las Fuerzas Armadas en la seguridad interior, anunció que las mismas brindarán “apoyo logístico en la zona de fronteras, así como también interviniendo frente a la protección de eventos de carácter estratégico”.

El discurso presidencial apuntó a intentar “despegar” a las actuales Fuerzas Armadas de cualquier relación con el genocidio. “Los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas del siglo XXI son hombres y mujeres de la democracia”, afirmó.

Sin embargo, apenas lanzó el anuncio, Macri recibió el repudio generalizado de un amplio abanico de organizaciones defensoras de los derechos humanos y las libertades democráticas.

Organismos de derechos humanos convocan este jueves a las 17 horas en las puertas del Ministerio de Defensa a una movilización en repudio de la intervención de las FFAA en asuntos internos.

Apenas Macri realizó el anuncio desde Campo de Mayo (uno de los centros clandestinos de detención emblemáticos del genocidio argentino), el repudio generalizado se propagó por todo el país.

La reforma del Sistema de Defensa orquestada por la Casa Rosada, a través del ministro Oscar “El Milico” Aguad, que implica entre otras cosas una mayor injerencia de las Fuerzas Armadas en el control del territorio nacional, en parte se veía venir. Así lo había dejado entrever el mismo Presidente, en el Colegio Militar de El Palomar, cuando el 29 de mayo fue a festejar el cumpleaños del Ejército.

Pero ayer Macri fue contundente con su anuncio. Un breve discurso le alcanzó para marcar los lineamientos de sus objetivos. Buscando una mayor intervención de las Fuerzas Armadas en la seguridad interior, anunció que las mismas brindarán “apoyo logístico en la zona de fronteras, así como también interviniendo frente a la protección de eventos de carácter estratégico”.

El discurso presidencial apuntó a intentar “despegar” a las actuales Fuerzas Armadas de cualquier relación con el genocidio. “Los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas del siglo XXI son hombres y mujeres de la democracia”, afirmó.

Sin embargo, apenas lanzó el anuncio, Macri recibió el repudio generalizado de un amplio abanico de organizaciones defensoras de los derechos humanos y las libertades democráticas.

Organismos de derechos humanos convocan este jueves a las 17 horas en las puertas del Ministerio de Defensa a una movilización en repudio de la intervención de las FFAA en asuntos internos.

“No al uso de las FFAA en la represión interna” Desde el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, integrado por decenas de organismos de derechos humanos, recordaron que Macri dijo en el acto que la Argentina necesita “fuerzas armadas que sean capaces de enfrentar” los “desafíos y amenazas” del siglo XXI, como el narcotráfico y el terrorismo internacional.

Pero recuerdan que es el mismo gobierno el que “dijo que Santiago Maldonado estaba en Chile”, el que “respaldó a la Prefectura ante el asesinato por la espalda de Rafael Nahuel”, el que “reprimió a trabajadores, legisladores y vecinos con cacerolas, que se oponían a la Reforma Previsional” y el que “reivindica la teoría Chocobar y el gatillo fácil”.

También, dicen desde el EMVJ, el de Macri es “el gobierno que desde su asunción niega el genocidio, impulsa el 2x1 para crímenes de lesa humanidad y respalda la prisión domiciliaria de los genocidas”.

Por eso, alertan, “no podemos dejar que este plan avance. Desde el Encuentro Memoria Verdad y Justicia convocamos a todas las fuerzas gremiales, políticas, estudiantiles, sociales y de derechos humanos a expresar nuestro profundo repudio a estas medidas y el compromiso de lucha para que este plan nefasto no avance”.

Entre otras organizaciones, el Encuentro está integrado por la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos (AEDD), el Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH), la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), el Servicio de Paz y Justicia (Cerpaj), Liberpueblo y la Asociación por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la Amia (Apemia).

“Una reforma altamente regresiva” La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) también salió al cruce del proyecto oficial. En un comunicado expresó “su rechazo ante el decreto del PEN que habilita la intervención de las Fuerzas Armadas (FFAA) en cuestiones de seguridad interior, violando las leyes de defensa nacional y seguridad interior. El decreto del presidente Macri echa por tierra uno de los avances más significativos de la democracia, retrotrae la legislación a los tiempos de la dictadura militar y atenta contra la soberanía”, sentenció.

El organismo, presidido por el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y del que participa, entre otras personalidades, la Madre de la Plaza de Mayo Línea Fundadora Nora Cortiñas, denunció que la encarada por Macri y Aguad “es una reforma altamente regresiva en materia de seguridad y derechos humanos. Una reforma, a su vez, que desconoce las luchas de la sociedad argentina por definir un marco institucional al accionar de las FFAA que limite su capacidad de intervención”.

“En la memoria del pueblo argentino la intervención de las FFAA en la seguridad interior está profundamente asociada a los crímenes de lesa humanidad”, sentenció la CPM. Y recordó que esa intervención “estuvo amparada en lo que se llamó la ‘Doctrina de la Seguridad Nacional’, impuesta por EEUU para todo el continente Latinoamericano”.

En referencia a las leyes de Defensa Nacional de 1988, de Seguridad Interior de 1991 y al decreto 727 de 2006, el organismo de derechos humanos bonaerense denuncia que “el gobierno de Macri ha roto con estos grandes acuerdos y hoy esos marcos institucionales se ven seriamente amenazados”.

Y agrega que “la gravedad de esta situación se inscribe a su vez en un contexto de fortalecimiento de las políticas represivas que, bajo el paradigma de las ‘nuevas amenazas’, han profundizado la militarización del espacio público y provocado un aumento de la violencia ejercida por las fuerzas de seguridad”.

“El uso de la Prefectura y de la Gendarmería fronteras adentro no ha demostrado ningún impacto positivo, solo más gastos en armas y equipamientos y la reformulación de los objetivos funcionales de estas fuerzas ahora utilizadas para la represión en los conflictos internos y en particular de la protesta social, retirándolas de los controles fronterizos”, sintetiza la CPM, recordando que “las muertes de Santiago Maldonado y de Rafael Nahuel son la muestra más clara de la orientación de esta política de seguridad y su resultado más dramático”.

“¿En qué sociedad nos quiere convertir este gobierno?”, se pregunta el organismo presidido por Pérez Esquivel. Y responde que “la seguridad del pueblo no son las FFAA, la seguridad debe ser social: salud, educación, vivienda y trabajo”, todos derechos “que hoy son vulnerados en nuestro país por las políticas regresivas en materia económico-social y por las políticas represivas en materia de seguridad”.

“Construye enemigos internos y aumenta la violencia” El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) se sumó al repudio con un sintético video en el que procura distinguir tajantemente las esferas de Defensa y Seguridad. Allí se recuerda que “en la Argentina las Fuerzas Armadas tienen prohibido intervenir en temas de seguridad interior. Este es un acuerdo que sostuvo el sistema político a lo largo de casi 35 años de democracia. Pero el Gobierno anunció que habrá cambios. Trascendió que sería por decreto, sin debate en el Congreso. Con la excusa del ‘combate al narcotráfico y terrorismo’ se busca expandir el rol de las FFAA”.

Desde el CELS afirman que el paradigma de las “nuevas amenazas” en verdad “construye enemigos internos y aumenta la violencia, está vinculado con la represión de la protesta y el uso de la inteligencia militar para el espionaje. Involucrar a las FFAA en tareas de seguridad pone en riesgo su gobierno civil y los derechos humanos. Por eso hay que rechazar la reforma y defender la estricta separación entre defensa y seguridad”.

Otros organismos de derechos humanos también expresaron su repudio. Desde el Twitter de Abuelas de Plaza de Mayo se rechazó “el proyecto de la Alianza Cambiemos que pretende que las #FFAA colaboren con la seguridad interna”. Desde H.I.J.O.S. Capital hicieron lo propio rechazando “los anuncios de Macri sobre las Fuerzas Armadas” y expresando su “profunda preocupación por medidas que retroceden en nuestra democracia”. (LID)

Publicidad
Publicite aqui
Publicite Aqui

Datos de Contacto:
Cel: 3874152946
E-mail: redaccion@copenoa.com.ar

Libros: Orden, Represión y Muerte

Orden, Represión y muerte

Diario de la criminalización de la protesta social en Salta - Marco Diaz Muñoz

Portada | General | Politica | Policial | D.D.H.H. | Cultura | País | América Latina | Mundo | Pueblos Originarios

Copyright 2001 - 2010 - Todos los derechos Reservados - copenoa.com.ar